La Madriguera no es solo un thriller más

La Madriguera es la ópera prima de Kurro González, que se estrenó en diciembre del pasado año y que además fue elegida para participar en el Austin Film Fest. Carlos Sáez (Francisco Conde) es un escritor reconocido y de gran éxito. Sin embargo, tras un trágico acontecimiento del pasado, pierde las ganas de escribir y de seguir adelante. Por ello, el editor para el que escribe decide mandarle a Caterina (Adriana Torrebejano), una joven ayudante que admira el trabajo del escritor. Caterina tratará de ayudarle en todo lo que pueda a salir de la situación en la que se ha sumido y poder sacar su novela a tiempo. Pero cuando Carlos ve una oportunidad de terminar la novela gracias a su nueva ayudante, este tratará de evitar a toda costa que Caterina se vaya de su casa. Aquí comenzará toda la tensión en la que se basa la película y la cual Kurro González ha sabido mantener muy bien hasta el final.

la madriguera

Lo más destacable del thriller sin duda son las interpretaciones de Adriana y Francisco, siendo casi los únicos personajes del mismo. Solo ellos dos consiguen atraer al espectador, siendo muy difícil dejar de mirar a la pantalla. Es increíble como ambos consiguen emocionar hasta el último minuto de la película, haciéndote partícipe de ella.

Kurro Gonzalez ha conseguido reflejar numerosas emociones y sentimientos sin tener que recurrir a grandes efectos visuales y sin la necesidad de rellenar huecos con conversaciones o tramas absurdas. La única trama que hay durante la película se mantiene de manera brillante hasta el final. Y aunque puede resultar pesada en algunas partes, cada escena está llena de significado. Además, sin tener tampoco numerosos escenarios – solo la casa de Carlos Sáez – tiene una fotografía brillante. Y esta ausencia de escenarios hace que te creas mucho más la historia que Kurro ha tratado de contar.

Director: Kurro González.
Reparto:  Francisco Conde, Adriana Torrebejano, Cristina Castaño, Carlos Santos y Javier Mora.
Guión: Kurro González, Francisco Conde e Irene Garcés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here