Desde hace siglos se ha entendido la moda como la más frívola de las artes, despreciada entre los entendidos y, sin embargo, utilizada como canalizador de la cultura, de los movimientos sociales e incluso de la política.

Estas reflexiones provienen de la mente de Andrew Bolton, actual director de The Costume Institute expresadas en el documental The first Monday in May. Una producción que desvela los entresijos de una de las citas de la moda, la cultura popular y la política más importantes del mundo.

Esta fiesta comenzó como una reunión de personalidades importantes del mundo de la moda que buscaban recaudar fondos para The Costume Institute del museo Metropolitan de Nueva York. No obstante, la llegada de Anna Wintour a Vogue y el relevo que hizo a Diana Vreeland lo cambió todo.

moobys-the-first-monday-in-may

El comienzo de The First Monday in May

La fiesta de un grupo reducido de personas referentes a la moda se convirtió en una gran celebración del arte y de la moda. Reúne a personalidades del mundo de la música, el cine, la política,… y consigue recaudar cifras espectaculares para esta sección del museo.

Estamos ante una pintura inteligente, ágil y muy profunda, que muestra el trabajo y el sentimiento detrás de una exposición que generó una expectación multitudinaria. Todo ello, trazado entre las puntadas de Andrew Bolton, creador de la hipnótica y desgarradora  Alexander McQueen: Savage Beauty (2011). Un virtuoso del arte que transforma una exposición en una historia en tres dimensiones, casi tangible para el público, y una extremada experiencia sensorial.

moobys-the-first-monday-in-may

Anna Wintour tras  «The First Monday in May»

No es un retrato sobre Anna Wintour, su figura tan solo efectúa el papel que hace a diario en Vogue USA, coordinadora de grandes equipos, tienes la última palabra sobre los aspectos que harán al público comprar un producto o no. Pero lo más importante, es su entendimiento de la moda.

“La moda puede crear un sueño, una fantasía; es una especie de teatro.” Sus palabras son el ejemplo perfecto del acercamiento que ha conseguido de la alta costura con la cultura popular, y la clave del éxito de esta virtuosa del mundo editorial.

Obviamente que este documental debía enfocarse en la exposición China: Through The Looking Glass. No podía ser de otra forma. Una oportunidad sin precedentes para demostrar los entresijos y dificultades de diseñar una muestra que combine diferentes culturas. Los peligros de lo que se podría interpretar de un determinado tocado, un objeto de la decoración,…

No hace falta ser amante de la moda para disfrutar de una amena obra como The First Monday in May; inspiradora cuanto menos, llena de detalles que descubren el universo de fantasía que envuelve la moda. Una película embriagadora para los que vivimos por y para este universal arte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here