El Festival de Málaga no ha hecho más que empezar

El sábado 18 Málaga amanece con muchas ganas de películas y de cortos. Por la mañana, en el Teatro Cervantes tuvieron lugar las proyecciones de Selfie y Nieve Negra. Selfie, película dirigida por Víctor García León que cuenta la historia de la “supervivencia” de Bosco, el hijo de un ministro al que acaban de detener al estar imputado por corrupción, malversación de fondos públicos, blanqueo de capitales y otros delitos económicos. Tan solo unas pocas horas después comenzaba Nieve Negra, dirigida por Martín Hodara y protagonizada por Laia Acosta, Ricardo Darín y Leonardo Sbaraglia. Tras muchos años sin verse, Marcos decide ir con su mujer Laura a visitar a su hermano Salvador para pedirle que venda unas tierras que comparten por herencia. Además, esa misma mañana Leonardo Sbaraglia recibía el Premio Málaga-Sur 2017.

Javier Ambrossi

 

La tarde en Málaga es para los cortos en el Cine Albéniz. Con proyecciones de algunos de los cortometrajes de sección oficial como Laborable de Alejandro Marín, Noche de Alexis Delgado Búrdalo, Made in Spain de Coke Riobóo, Nunca pasa nada de Javier Prieto, Ihesa de Alejandro Díaz Castaño, Nuestro viejo (y el mar) de Lander Camarero o Timecode de Juanjo Giménez, que se llevó el Goya al mejor cortometraje y estuvo nominada en la última edición de los Óscar.

Además, en la Universidad de Málaga se presentaba Oro, película dirigida por Agustín Díaz Yanes y protagonizada por Raúl Arévalo, José Coronado, Ana Castillo, Barbara Lennie y Óscar Jaenada, que se estrenará el 27 de octubre. Después de esto tenía lugar el encuentro con jóvenes actores para hablar de sus experiencias y la dureza de la profesión. En la conferencia participaron Javier Calvo, Javier Ambrossi, Aura Garrido, Miriam Giovanelli, Andrea Duro, Silvia Alonso, Emilio Santos y Melina Mathews.

Y entre películas, cortos y muchas fotografías, terminaba un día más en este Festival de cine de Málaga.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here