Un monstruo en la familia

¿Qué harías si tu madre se convierte en un zombie de la noche a la mañana? A los Hammond les ha pasado y todas las soluciones que encuentran para sobrellevar la situación son auténticas locuras. En Santa Clarita Diet Sheila (Drew Barrymore) y Joel Hammond (Timothy Olyphant) son un matrimonio de agentes inmobiliarios que viven con su hija Abby (Liv Hewson)  en una zona residencial de Los Ángeles. Un vecindario muy pacífico, con un policía a un lado de su casa y un sheriff al otro.

En principio todo corriente hasta que Sheila padece unos síntomas anormales que terminan en un aparente coma y la pérdida del pulso, lo que la convierte en muerta viviente. Al recuperarse del susto algo ha cambiado: tiene antojo de carne humana. Eric (Skyler Gisondo), su vecino friki experto en casos paranormales los ayudará en el intento de volver a la normalidad.

Cartel publicitario de Netflix para Santa Clarita Diet

Esta es la presentación de Santa Clarita Diet, una de las comedias originales de Netflix. La primera temporada de 10 capítulos se desarrolla intentando explicar cómo se convierte Sheila en un zombie, cómo lo acepta la familia y cómo se las apaña para conseguir alimento. Todo esto mientras buscan una posible cura existente que la devuelva a su estado habitual de mamá que hace galletas y no se come a sus vecinos.

Como todo lo made in Netflix, el estreno de Santa Clarita Diet también tuvo su campaña de publicidad. Llenaron las calles de imágenes ingeniosas pero un pelín desagradables para algunos. Si has apartado la mirada de los carteles, no podrás con la serie. La dieta de Santa Clarita consiste en media dosis de humor negro y una buena ración de humor escatológico por capítulo.

Fotograma de Santa Clarita Diet
Drew Barrymore alimentándose con un brazo

Esperaba más de Drew Barrymore aunque lo bien que trabaja con Timothy Olyphant es indudable. La adolescente Abby (Liv Hewson) se luce en un papel rebelde y con carácter. Su colega Eric (Skyler Gisondo) tampoco está mal. Su personaje recuerda a los protas de Big Bang Theory.

Si la tenéis en una lista de series pendientes, no le deis prioridad. De primeras sorprende por comedia de terror y alguna que otra escena turbia. Después te anestesia y lo que en un principio te parecía disparatado ya pasa a formar parte de la rutina de la familia Hammond.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here