Es difícil hacer una crítica de este espectáculo por la mirada al pasado que supone. Estamos ante un homenaje a uno de los humoristas más simbólicos de nuestro país. Más que un homenaje, diríamos un revival, una personificación del propio Eugenio en la persona de Toni Climent, que sin duda ha estudiado a la perfección a su objeto de admiración.

De entrada, esto puede echar para atrás a los que tengan menos de 50 años y piensen que sea algo anticuado. Sin embargo, el repertorio incluye algunos chistes que ya en su momento contaba Eugenio y también otros que podrías oír hoy en día en boca de cualquier amigo. Todo esto teniendo siempre presente el tipo de humor del que se trata, es decir, una mezcla de chistes malos, negros y verdes, pero que funcionan por el camino de lo absurdo. Con la perspectiva que ofrece el tiempo y el cambio de paradigma en el humor, el show hace reír pero no ofrece nada nuevo y, desde luego, no sorprenderá a una generación que se nutre de las locuras de Venga Monjas o de las salidas de tono de Ignatius Farray.

reubicando al genio

Pero los clásicos lo son por algo, y por mucho que te resistas, por mucho que te niegues a siquiera esbozar una pequeña sonrisa con algo tan obsoleto, terminará sacándote alguna que otra carcajada. Aunque solo sea por la fiel imitación que ofrece Toni Climent. Aunque solo sea por esos chistes que te hacen reír de lo malos que son.

Y si no consigue convencer al público nuevo, lo que sin duda hará será satisfacer a los fans acérrimos de Eugenio. Los nostálgicos están de enhorabuena pero, eso sí, sin caer en lo rancio y cogiendo lo mejor de ayer y de hoy. Quizá no termine de encajar este show en un momento en el que lo políticamente correcto amenaza con acabar con cualquier manifestación humorística que se salga de esos límites de los que últimamente tanto se habla. Salvando las distancias, claro, no encontraréis nada que llame la atención de la fiscalía, pero si un montón de chascarrillos sobre la carga del matrimonio o la tacañería de los catalanes. Omitiendo esa tendencia tan actual a lo excesivamente correcto, el show es más que disfrutable y agradará a un amplio espectro de público, seguidores de Eugenio o no.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies