Seguro que son muchos los que estaban esperando impacientes el estreno de Ghost in The Shell. Protagonizada por Scarlett Johansson y basada en la saga de animación homónima. Pero muchos otros puede que nunca hayan oído hablar de este clásico del cyberpunk. Por eso, aquí van 5 razones para no perderse esta nueva adaptación.

1. Una Scarlett desconocida

Quizá es por el hecho de interpretar a un (casi) ciborg, pero Scarlett Johansson muestra un registro que no habíamos visto hasta ahora. La mayoría la recordamos por sus papeles en películas como Match Point o Vicky Cristina Barcelona, muy alejados de La Mayor, su personaje en Ghost in The Shell. Además, desde 2014, año en que se estrenó Lucy, no la veíamos como absoluta protagonista. Los fans de Scarlett (¿quién no lo es?) disfrutarán con su trabajo como robot con alma humana.

2. ¡Viva la cultura friki!

Para los otakus más puristas, seguramente  no cumpla sus expectativas y defraude a los amantes de la saga original. Aun así, esta adaptación mantiene la estética japonesa, tanto en los escenarios como en algunos de sus personajes, a pesar de las críticas que ha habido por la elección de protagonistas occidentales.

ghost in the shell

3. Un poco de reflexión

Los que crean que este tipo de películas no hacen pensar, se equivocan. Ghost in the Shell nos ofrece una reflexión sobre el peligro de la tecnología y cómo está acabando con la humanidad de las personas. Nos resalta la importancia de acercarnos a los demás y ensalza al alma por encima del cuerpo. Gustará a los seguidores de Black Mirror.

4. No es necesario ser fan de la saga original

Aunque una gran parte de público sea fan, la película es accesible para todos los públicos. Además, aunque conserva esa inspiración asiática original, no es un producto reservado para otakus ni mucho menos. Una de los puntos fuertes es, precisamente, que puede reunir en una sala tanto a los frikis de la cultura japonesa y a los que busquen una cinta americana de acción.

5. ¡Por fin un descanso para el espectador!

Acabamos de salir de la temporada de premios. Hemos visto pelis sesudas, pelis complicadas, pelis que emocionalmente cansan. Nos encantan Moonlight, Yo, Daniel Blake, o Manchester frente al mar, pero después de tanta seriedad y drama, se agradece que llegue a las carteleras Ghost in The Shell. No tiene ninguna pretensión más allá de que sentarnos en la butaca, enfundarnos las gafas 3D y disfrutar. Es una película palomitera sin duda, pero la más esperada de la temporada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here