Veintiún años han pasado (y parece que se estrenó ayer) desde que llegara a los cines de todo el mundo esta comedia que mezcla acción real y dibujos animados. Hablamos de Space Jam, un filme que tuvo una grandísima recaudación a lo largo de todo el planeta y que supuso la vuelta de los Looney Toons a la gran pantalla, resguardados por un Michael Jordan en estado de gracia. La película trata un momento de la vida del ex jugador de baloncesto en la que decidió abandonar el deporte para empezar una carrera en el béisbol.

space jam

En 1993, Michael Jordan decide abandonar el deporte de su vida y por el que era mundialmente conocido (tras ganar tres anillos de la NBA de manera consecutiva). La razón no es otra que la de cambiar de deporte y dedicarse al béisbol, como un día hizo su padre. Este cambio de mentalidad viene después de una temporada en la que el jugador se había hecho con su tercer MVP de las finales consecutivo y su equipo había hecho con un three-peat (tres campeonatos seguidos). En lo más alto, decide dar carpetazo. Pero jugando a béisbol no destaca como le gustaría, y comienza su carrera sin pena ni gloria.

Por otro lado, el señor Swackhammer es el dueño de un parque de atracciones de una galaxia ignota, y ante el poco movimiento de visitantes que su empresa está recibiendo decide enviar a cinco lacayos para raptar a los Looney Toons y convertirlos en las próximas estrellas de su show. Ante eso, Bugs Bunny tiene algo que decir, puesto que no está dispuesto a sacrificar su vida ni la de sus amigos por ser explotados en un parque de atracciones. Es entonces cuando se le ocurre la idea de apostar su presencia y la de sus compañeros en dicho parque mediante un partido de baloncesto, aprovechando la corta estatura de los Nerdlucks, los lacayos extraterrestres.

Bugs Bunny se ve vencedor, hasta que descubre que estos seres han secuestrado los poderes de cinco famosos baloncestistas americanos, convirtiéndolos en gigantes ultramusculados con grandes habilidades deportivas. Ahí es cuando Bugs, el pato Lucas, Lola Bunny y compañía se dan cuenta de que necesitarán ayuda. Es el conejo más famoso de la televisión el que propone raptar a Michael Jordan para conseguir ayuda y no perder la apuesta.

Gran película de mi infancia que he visto decenas de veces, con un humor apto para todas las edades, con una banda sonora espectacular (¿quién no recuerda ese momento I believe I can fly?) y con unas actuaciones de jugadores profesionales que, para no dedicarse a la actuación, están muy conseguidas. Una película perfecta para una tarde de nostalgia.

Título original: Space Jam (1996).
Dirección: Joe Pytka.
Guion: Leo Benvenuti, Steve Rudnik, Timothy Harris y Herschel Weingrod.
Reparto: Michael Jordan, Wayne Knight, Theresa Randle, Larry Bird, Bill Murray, Charles Barkley, Patrick Ewing, Billy West, Danny DeVito, Bob Bergen, Bill Farmer, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here