BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Terror, crimen, alcohol, vampiros… y Tarantino

El 17 de abril de 1996 llegó a España una película dirigida por Robert Rodríguez y escrita por Quentin TarantinoAbierto hasta el amanecer (From Dusk Till Dawn en su versión original).

En ella, los espectadores se encontraban con los hermanos Gecko, Seth (George Clooney) y Richard (Quentin Tarantino), dos fugitivos que parten a México para escapar de las autoridades y de paso cerrar un trato con un contacto que les asegura dinero y una nueva vida en centroamérica, aunque dejando un rastro de asesinatos por todo el camino que lleva a la frontera. Para pasar los controles secuestran la caravana de la familia Fuller, compuesta por el antiguo pastor Jacob (Harvey Keitel) que perdió a su esposa y a su fe con ella; y sus hijos Scott (Ernerst Liu) y Kate (Juliette Lewis). Tras el secuestro y el exitoso cruce de frontera, llegan a La Teta Enroscada, un bar de moteros y camioneros donde los hermanos habían acordado hacer el trato y deciden pasar el rato hasta que sea la hora del intercambio. Hasta ahí, todo apunta a una road movie que, aunque lenta, prometía con impactantes escenas gore y de acción, pero nada más lejos de la realidad. La llegada del ya mítico baile de la serpiente de la hipnotizante Satánico Pandemónium (que, curiosamente, interpreta una ofidofóbica aunque muy profesional Salma Hayek) da el pistoletazo de salida a un festín de sangre y vísceras de la mano de los miembros del bar, que se transforman en vampiros. Tras una intensa pelea, los Gecko y la familia Fuller deberán unir fuerzas con un interesante grupo de personas -destaca el personaje Sex Machine (Tom Savini), con un revólver ubicado en su entrepierna- para poder salir sanos y salvos de La Teta Enroscada, un local que esconde mucho más de lo que parece.

abierto hasta el amanecer

La película no obtuvo un gran reconocimiento del público en taquilla, aunque sí se acabó proclamando como una de las joyas de culto del terror de finales de siglo XX. Cuenta con gran cantidad de curiosidades y referencias, desde la elección de George Clooney, cuyo irónico paso de referente médico salvavidas de televisión por su papel en Emergency Room a un sangriento asesino como es Seth Gecko motivó a Tarantino para elegirle; a la inclusión de las Kahuna Burgers -cuyo nombre sigue resonando en nuestras cabezas con la voz de Jules Winfield- o los cigarrillos Red Apple, tomados del universo de películas como Pulp Fiction o Kill Bill. La trascendencia de la película consiguió dos secuelas -aunque la última fue directamente sacada a vídeo- y una serie con el sello de Netflix, que, pese a estar basada en la primera cinta, se aleja peligrosamente de la línea argumental que nos enseñó Robert Rodríguez.

En definitiva,  Abierto hasta el amanecer es una película sorprendente y trepidante al menos, en su segunda mitad, que cualquier fan de los vampiros -absténganse fans de Crespúsculo– probablemente ame, pese a la rara apariencia de los mismos, que varía desde la reptiliana apariencia de Satánico a murciélagos antropomorfos, pasando por deformidades faciales provocadas por colmillos gigantes. Ideal para un sábado por la noche… Hasta el amanecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here