BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Ante la imposibilidad de seleccionar cinco largometrajes de toda la historia del cine, he decidido acotar los parámetros de 1995 a 2015. En esos veinte años, la industria de los sueños –rotos en España-, ha producido cientos de películas.

Directores de diferentes puntos del globo han apostado por filmar en nuestra geografía. Sin embargo, y a pesar de no tener una fábrica tan potente como en otros países, las mejores películas rodadas en nuestro país son nacionales.

5.- Lo imposible (J.A. Bayona, 2012)

Película basada en hechos reales. María (Naomi Watts), Henry (Ewan McGregor) y sus tres hijos, viajan a Tailandia a pasar sus vacaciones de Navidad. Una mañana, un terrible ruido nace del centro de la tierra: un tremendo tsunami inunda la zona.

Tras el éxito de El Orfanato, aterriza la segunda película de J.A Bayona. Se trata de una película desgarradora y cruda cargada de emotividad. La película se divide claramente en dos partes: la primera más espectacular y la segunda más relajada.

A pesar de contar con unos efectos especiales de escándalo y un reparto de lujo, Bayona no consigue exprimir al actor de Trainspotting. Es una película dirigida con extremada inteligencia, pero con una búsqueda desesperada de lágrimas.

Lo imposible, cuatro joyas

4.- Te doy mis ojos (Icíar Bollaín, 2003)

Una noche, Pilar (Laia Marull) huye de su casa y se lleva consigo a su hijo, Juan. Escapa de Antonio (Luis Tosar), su marido, con el que lleva casada 9 años. Este no tardará en ir a buscarla y sostiene que ella es lo que más quiere en el mundo.

Iciar Bollaín se sumerge en uno de los temas más terroríficos y presentes de la sociedad: el maltrato. Es probablemente la película más triste y dura a pesar de no ser reflejado de una forma explícita. El efecto que tiene la violencia de género en la vida de los personajes, y las decisiones que deben tomar, son los verdaderos protagonistas del largometraje.

Una vez más, la directora madrileña deja claro que el cine también tiene nombre de mujer.

Te doy mis ojos, cuatro joyas cine

3.- Celda 211 (Daniel Monzón, 2009)

Juan Oliver (Alberto Ammann) es atrapado en una revuelta carcelaria en su primer día de trabajo en prisión. Para salvar su vida y acabar con el motín, encabezado por Malamadre (Luis Tosar), decide hacerse pasar por preso.

Daniel Monzón: de crítico de cine a director. Celda 211 es realista, visceral y está llena de tensión. La interpretación de Tosar está cargada de fuerza y, como siempre, brilla con luz propia. Sin embargo, Alberto Ammann trata de sostener un peso que en ocasiones se le resbala. Monzón se ha empapado de cine y conoce la fórmula para captar el interés del espectador de principio a fin.

Celda 211, cuatro joyas

2.- Volver (Pedro Almodóvar, 2006)

Raimunda (Penélope Cruz) vive en Madrid con su hija (Yohana Cobo) y su marido Paco (Antonio de la Torre), un obrero en paro. Su hermana Sole (Lola Dueñas) tiene una peluquería ilegal. Ambas echan de menos a su madre (Carmen Maura), que murió en un incendio. Inesperadamente, la madre aparece un día en casa de su hermana (Chus Lampreave).

Si algo hay que destacar de esta cinta, es la interpretación de los personajes femeninos. Es una película protagonizada por mujeres reales, más allá de ser mujer de. Las Chicas Almodóvar están espectaculares, desde Yohana Cobo –que se enfrenta a planos muy duros–, hasta la sensacional Penélope Cruz. Es quizá una de las películas más personales del director manchego, una dosis realista de la vida cotidiana. Los diálogos son extremadamente auténticos y el sentimentalismo es el justo e idóneo.

 Volver, cuatro joyas

1.- Tesis (Alejandro Amenábar, 1996)

Ángela (Ana Torrent), estudiante de Imagen, está haciendo su tesis sobre la violencia audiovisual. Como suplemento, pide a su director de tesis que busque para ella material en la videoteca de la facultad. Al día siguiente, este aparece muerto. Ángela conoce a Chema (Fele Martínez), un entendido en cine gore y pornográfico, y a Bosco (Eduardo Noriega), íntimo amigo de una chica asesinada en una película snuff.

Que Amenábar es una de las voces más interesantes de España es un hecho. El director se separa del clásico thriller, apostando por un relato crítico de nuestra sociedad, sostenida por el morbo que inunda los medios de comunicación de masas. Es una reflexión sobre la primitiva atracción por la violencia. Durante los 125 minutos de duración, una tensión desmesurada invade tu cuerpo. De ritmo intenso, reparto espectacular -no tan destacable Ana Torrent– y composición cuidadosa y limpia, nace Tesis, la ópera prima del director chileno-español y ganadora de 8 premios Goya.

Tesis, cuatro joyas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here