Aún queda mucho de festival, no os preocupéis. Toda obra de ficción tiene que tener un buen final, por que un buen final es capaz de hacer olvidar los fallos del nudo y uno malo puede mandar al traste una buena película. El cine de autor, como el que solemos ver en los festivales, suele optar por dos tipos distintos de desenlaces, los que rompen con la película para buscar el shock del espectador o los que no terminan de estar bien trabajados, que te dejan con la sensación de «ah… ¿pero ya ha acabado?».

Hoy no hemos tenido un día muy prolijo en películas pero hemos visto ambos desenlaces.

Por ahora estamos consiguiendo mantener las entrevistas concentradas por la mañana, para tener la tarde para ver películas. Hoy hemos podido entrevistar a Michel Franco, director de Las hijas de Abril, un drama familiar que nos ofrece una visión mas oscura del típico personaje de la matriarca preocupada con su familia. El director nos explicó que las madres sufridoras y protectoras son muy de cine, pero no son tan habituales en la realidad y que eso es lo que quería plasmar en su película, un drama humano, pero sobre todo real. También por la mañana pudimos hablar rápidamente con el increíble Martin McDonagh, por Three Billboards Outside Ebbing, Missouri, que ganó el premio al mejor guion en Venecia y con Unax Ugalde, majísimo como uno de los protagonistas de Operación Concha.

65SSIFF - Love Me not

Love me not, así no

Por la tarde comenzamos la sesión de películas con Sección Oficial y Love me not, del griego Alexandros Avranas. Ciertamente, si algo consigue hacer el director es mantener en vilo al espectador porque ni siquiera queda del todo claro cual es el género de la película ya que ésta va navegando entre el drama y el thriller de una manera extraña. Se podría decir como sinopsis que Love me not sobre una pareja acomodada que deciden acoger a una madre de alquiler de su futuro hijo, pero esa sinopsis queda muy corta a los 15 minutos de película.

Una vez que la película cambia, a mi parecer se vuelve mucho mas interesante, volviéndose más oscura y menos costumbrista. Lamentablemente, a una media hora del final, Avranas vuelve a dar un giro de timón y ésta se vuelve mucho mas sombría, entrando en un terrero que no resulta nada agradable. Es más este tipo de desenlaces, algo tramposos, tiran por tierra el trabajo previo de situar a los personajes y la acción, haciendo que sólo ese final sea el que prevalezca frente a la hora previa que hemos estado en pantalla. Recomendable, con unas actuaciones y fotografía muy buenas, pero a mi parecer con un tramo final que la hacen desmerecer un tanto.

La Cordillera, Darín en la cumbre

Para terminar el día fuimos a ver la película del ganador de la Concha de Plata de este año, Ricardo Darín. El premiado director Santiago Mitre dirige al actor argentino en La Cordillera, un drama político sobre la ambición. En La cordillera Darin interpreta el mismísimo presidente de Argentina, en una importante cumbre para formar una alianza comercial latinoamericana. El presidente de argentina es un hombre llano, que no destaca entre el esto de presidentes, pero entre el juego de poder de Brasil y Estados Unidos, será una pieza fundamental.

Darín aporta toda la fuerza que la película exige, en el papel de un personaje complejo y con más claroscuros de los que parece. Lamentablemente, Mitre se mueve por ciertos derroteros un tanto confusos, dando un resultado final bastante torpe. La trama de los juegos políticos están un poco vistos pero son sin duda la parte más atractiva de la cinta. Por otro lado, el aspecto del drama familiar resulta un tanto incoherente, planteando tramas que no llegan a cerrarse, dejando una sensación como la que indicaba al comienzo del artículo.

A pesar de no haber sido una película sobresaliente, nos vamos a la cama con un buen sabor de boca, listos para pasar el ecuador del festival.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here