BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

En Moobys hemos tenido la oportunidad de hacerle unas preguntas a Manuel Álvarez, un joven dibujante y guionista natural de Salamanca que, aunque ya lleva tiempo activo, acaba de lanzar su primer trabajo en una edición física. Se trata de Lo mejor de [Autor Famoso] (podeis leer nuestra crítica aquí), una recopilación de los cómics que ha realizado hasta la fecha: No lo pillo y Esto no es un cómic: El cómic. Además, esta recopilación realizada por la editorial independiente Foster Ediciones, incluye algo de material extra. Entre sus páginas encontraremos decenas de personajes totalmente disparatados en situaciones tan absurdas como divertidas y retorcidas. El a veces fino y otras veces no tan fino humor de Manuel Álvarez no es para todos los gustos, pero es innegable su originalidad y su capacidad para rizar el rizo. Manuel no construye tramas complejas y consistentes, ya que estos cómics están formados por una recopilación de escenas, gags, sketches o como se le quieran llamar, aislados entre sí pero con un tono disparatado y absurdo común que funciona como hilo conductor de estas distintas historias. Podéis consultar el trabajo de Manuel Álvarez en sus redes sociales o en su tumblr. Para haceros con una copia de «Lo mejor de [Autor Famoso]», entrad en la web de Foster Ediciones.

Portada de Lo mejor de [Autor Famoso] y su autor, Manuel Álvarez.

¿De dónde viene tu afición por el dibujo, el cómic y el humor? ¿Cuándo empezaste a dedicarte a ello?

Las tres me han gustado y he querido practicarlas desde siempre. De pequeño, mientras veía series o leía cómics, siempre intentaba entender cómo «estaban hechos». Me intentaba fijar en el proceso que había detrás, para aprender a hacer cosas así, y a partir de ahí fue aumentando mi interés por ello. Me parece que empecé a dibujar a los cuatro años, más o menos. A los trece años ya creaba cosas a menudo y a los dieciocho es cuando me puse «en serio» y empecé a subir contenido a Internet con regularidad, en 2014. Ha sido a partir del año pasado cuando han empezado a surgir proyectillos.

Leyendo tu trabajo he podido reconocer distintos referentes, tanto en el estilo como en el humor, tales como las series de animación americanas para adultos (Los Simpsons, Padre de Familia, Rick y Morty…), el estilo de dibujo de compañías como Disney o Cartoon Network, la obra de Ibáñez o de otros humoristas españoles como Joaquín reyes, los Chanantes, o los integrantes de La Vida Moderna, o incluso de youtubers como Venga Monjas o Mr Jagger. También, por supuesto, de los Monty Phyton como pioneros del humor absurdo. ¿Te han influido realmente alguno de estos referentes? ¿Hay alguno más que me haya dejado?

Pues has acertado en prácticamente todos, de hecho. A Los Simpsons es que los tengo ya grabados en el ADN, es inevitable que se pueda ver algo de inspiración que venga de ellos en lo que hago. Lo mismo pasa con Disney y Cartoon Network, supongo que cuando te gusta mucho algo lo tomas de referencia inconscientemente y acaba plasmándose en tu trabajo sí o sí (aunque no puedo compararme a ellos ni de coña). Leer a Ibáñez de pequeño fue como el 90% de cómo aprendí a dibujar y La Hora Chanante cambió completamente mi percepción del humor. Rick y Morty me encanta, y me han dicho alguna vez que mi estilo de dibujo se parece al de la serie, sí que es verdad que ambos tenemos ese estilo medio infantil. Míster Jägger y Venga Monjas también me gustan mucho, en especial los segundos me han servido como referente sin duda.

A día de hoy creo que algunas de mis mayores influencias son Rubén Fdez, Bo Burnham y Dan Harmon. Supongo que podría decir muchas más pero no sé si sabría distinguir entre lo que me gusta y lo que de verdad me sirve como influencia.

manuel alvarez entrevista

¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Cómo te surgen las ideas y cómo las plasmas en tus viñetas?

Las plagio. Pero las que no, no estoy muy seguro de cómo se me ocurren, creo que no tengo respuesta para eso. Vienen de diferentes direcciones: a veces es un gag pequeño, otras veces es un concepto a partir del cual elaboro una historia, otras es una premisa de la cual surge la broma en sí… Una vez tengo una idea, le doy vueltas para intentar darle forma mientras estoy haciendo otras cosas, correr o ducharme o lo que sea. No soy de los que se sienta y dice «voy a escribir», no sé hacer eso. Plasmar el guion en el papel es, para mí, sobre todo una cuestión de organización: decidir en cuántas viñetas se va a dividir la página, cómo estructurarlas, dónde va a ir cada diálogo y cosas así. Para ello hago un storyboard cutrillo en el que ya también diseño a los personajes y los dibujo con las poses y expresiones que van a tener en cada viñeta, que es fundamental para que el guion funcione. Pero, en general, no tengo un proceso creativo muy definido.

Es curioso que a pesar de estar leyendo un cómic, con tu trabajo a veces da la sensación de estar viendo una serie de animación por la fuerte influencia audivisual que rebosa tu obra. ¿Te gustaría continuar con los cómics y la ilustración o te planteas dar el salto a la animación?

Creo que mis cómics son muy fácilmente traducibles a animación. El animador Pancracio Peláez y yo hicimos una prueba, adaptamos dos historietas mías a animación, él las animó y yo lo «dirigí» (espero que eso haya sonado lo menos pretencioso posible) y el resultado fue muy bueno. No descarto volver a tirar por ahí en un futuro porque quedó muy bien.

¿Cómo surgió tu colaboración con la revista El Jueves? ¿Tuviste que adaptar tu humor a la línea editorial de la revista o cuentas con libertad para desarrollar tus ideas?

Surgió por Twitter. Básicamente les enseñé mi trabajo y me dijeron «venga, va». De momento, lo que he hecho para ellos ha sido con total libertad. Desde el principio me dijeron que mantuviese el tono absurdo y surrealista, no he tenido que hacer ninguna adaptación de mi humor. Además, la sección para la que he colaborado, «El Temazo», tiene una estructura en la que mi forma de escribir encaja bastante bien. La única novedad es que con ellos me he animado a meter un poco (muy poco) de humor político, cosa que no había hecho hasta ahora, más que nada porque no tengo ni idea.

Esta pregunta es obligada. Muchos te conocen por tus numerosos trolleos por twitter, donde, por ejemplo, difundiste carteles de películas como la última de King Kong, titulada con el nombre falso de ¡Este mono es un peligro!, llegando a aparecer este nombre en la cartelera de cine que muestra Google. Incluso se la colaste a la cadena Rock FM con traducciones latinoamericanas falsas de conocidos personajes. ¿Se te pasó por la cabeza que esto podría llegar tan lejos? ¿Qué opinas al respecto?

Ninguna de las dos se me pasó por la cabeza. O sea, sí que me imaginaba que si hacía gracia se difundiría algo, lo típico, pero lo de Google y Rock FM no lo vi venir, me reí muchísimo. Aunque, una vez pasó, no me sorprendió tanto. Últimamente no es raro que pasen cosas así, que alguna chorrada de Twitter tenga un impacto en los medios o en la vida real. No sé. Vivimos tiempos raros.

Para terminar, ¿tienes algún proyecto para el futuro del que nos puedas adelantar algo?

¡Sí! Estoy trabajando en un par de proyectos, pero prefiero no decir mucho sobre ellos todavía para hacerme el interesante. Pero bueno, lo más seguro es que veáis material nuevo pronto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here