BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Los anuncios publicitarios inundan nuestro día a día, están por todas partes: la televisión, las vallas publicitarias, las revistas, los anuncios de Youtube, etc. Es imposible huir de ella ni con adblocks, ni cambiando de canal, ni abriendo otra pestaña. Nos rodea, pero al mismo tiempo estamos tan acostumbrados a ella que muchas veces ya ni la vemos. Un claro ejemplo de ello es la publicidad en el cine, tanto antes de proyectarse la película como incluso dentro de ella.

La publicidad en el cine

¿Por qué el cine es el lugar perfecto para la publicidad? Son muchos los factores que hacen que la publicidad consiga resultados altamente eficaces proyectándose en los cines, entre ellos:

  • Lugar cerrado: es un espacio cerrado en el que las personas se recluyen en una butaca para pasar un buen rato, no suelen salir de la sala a menos que sea una emergencia y es muy difícil no captar su atención puesto que lo único que se ve al apagarse las luces es la pantalla.
  • Gran pantalla: tanto la película que van a ver como la publicidad previa se emite en una pantalla que ocupa toda la pared y a la que es muy difícil obviar.
  • Sonido envolvente: el audio de los cines no pasa desapercibido, de hecho está estudiado para que dé la sensación de que estás dentro de la película, lo que hace que la publicidad logre mucha más cercanía con el espectador.

cine

La publicidad subliminal 

Cuando hablamos de publicidad subliminal nos referimos a la percepción de un estímulo por parte de un espectador sin que este tenga conciencia de él, pero al mismo tiempo influyendo en él para que realice una determinada actividad.

La primera vez de la publicidad subliminal ocurrió en el año 1957, cuando James Vicary convocó una rueda de prensa explicando que había introducido los mensajes “Beba Coca Cola” y “Coma palomitas de maíz” en la película Picnic sin que nadie se diera cuenta, pero tras hacerlo las ventas de palomitas aumentaron en un 18,1% y las de Coca Cola en un 57,7%.

Lo más curioso fue que tras su anuncio, con el que esperaba terminar con los molestos anuncios de televisión para que todos fueran subliminales, lo que se creó fue miedo e indignación. Desde que se dio a conocer en 1957, son muchos los países que la han prohibido por miedo.

En el año 2006 la BBC se propuso hacer una nueva prueba de publicidad subliminal. En ella se contó con 98 voluntarios a los que no se les contó de qué iba, puesto que los investigadores descubrieron que si la persona sabía que se estaba sometiendo a ese tipo de prueba esta sería ineficaz.

El objetivo era anunciar una marca específica de bebidas con fogonazos subliminales, pero solo funcionaría si los voluntarios querían una bebida, es decir, si tenían sed. Buscaron una bebida para aplacar la sed, decidiéndose por el té helado Lipton.

Entonces, a los voluntarios se les entregó una bolsa de patatas fritas y se sentaron en el cine divididos en dos grupos, tenían los ojos tapados, la mitad de ellos con una venda roja y la otra mitad con una venda negra. Se les puso una película corta dos veces, en la primera proyección se quitó un grupo la venda y en la segunda el otro. La película que vieron los que tenían la venda roja contenía un flash de 10 milisegundos que repetía la palabra Lipton. Tras terminar el visionado se les ofreció Lipton o agua, pero lo cierto es que no hubo una diferencia significativa entre ambos grupos.

La conclusión a la que llegaron fue que hacer publicidad subliminal es mucho más difícil de lo que parece, dependiendo de demasiados factores para que funcione, no solo de cómo lo transmitimos, también tiene efectos distintos en cada espectador.

Pero aunque la publicidad subliminal esté prohibida, sugerir no lo está, y eso es lo que hacen a menudo los anunciantes, por ejemplo Aspirina aquí:

publicidad

La moda del product placement

No existen solamente los anuncios previos a la película ni la publicidad subliminal (aunque esté prohibida), tampoco nos podemos olvidar del product placement.

hersheys

El product placement (o publicidad por emplazamiento) es una técnica de marketing basada en insertar un producto, mensaje o marca dentro de la narrativa del programa, serie o película.

Se trata de una acción de marketing tremendamente efectiva. El producto puede estar ahí de forma pasiva, sin que se interactúe con él, como puede ser un paquete de galletas en segundo plano sobre la mesa, se le puede mencionar o bien puede tener protagonismo en la acción, como cuando se conduce un coche de determinada marca.

El primer product placement de la historia data del año 1927, cuando Hershey’s Chocolate aparece en la película muda Wings, de William A. Wellman, que además se llevó el primer Óscar a mejor película.

fedex

Desde entonces son miles los ejemplos de product placement, uno de los más recientes puede ser la última película de Jurassic Park, cuando Chris Pratt se toma una Coca Cola, o bien el papel de las Converse en Yo, Robot o FedEx en Naúfrago.

¿Conocéis algún ejemplo más? ¡Contadnos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here