La casa junto al mar fue seleccionada para competir en el Festival de Venecia

Volver a casa después de mucho tiempo no es fácil, y menos cuando es prácticamente por obligación.

Eso es lo que nos cuenta, en un primer momento, la última película de Robert Guédiguian, la historia de Angèle, Joseph y Armand, tres hermanos que tienen que regresar a su casa, una bonita villa en una cala cerca de Marsella cuando su anciano padre enferma. Mientras que Angèle se fue a París hace veinte años y se forjó una carrera como actriz de teatro sin volver a mirar atrás, Joseph probó en el mundo de la literatura y se enamoró recientemente de una chica mucho más joven. Armand, por su parte, nunca salió de allí, se quedó en Marsella regentando el pequeño restaurante de su padre.

La casa junto al mar

 

Una historia íntima que nos cuenta, poco a poco, qué ocurrió para que estos tres hermanos se distanciaran tanto de Marsella y también de su padre, cómo es su vida ahora y lo difícil que les ha resultado regresar.

Aunque los tres hermanos son, sin duda, los protagonistas, el foco de la historia se centra en la más pequeña de los tres, Angèle, que huyó de su casa veinte años atrás tras una terrible tragedia familiar y se muestra reticente a abrirse a sus hermanos o a acercarse a su padre, al que no ha perdonado.

Joseph se enfrenta, por su parte, a una crisis de identidad al estar prometido con una mujer que podría ser su hija perfectamente y a la que ni siquiera sabe si sigue queriendo, sin haber logrado triunfar en la literatura a pesar de su don de palabra y sin saber cuál será el siguiente paso a dar en su vida.

Armand es el personaje principal en el que menos se profundiza, desde que su padre enfermó se ha encargado del negocio familiar pero no sabe si podrá hacerlo si la situación de la zona continúa empeorando, puesto que el negocio apenas da beneficios.

Los personajes secundarios nos ayudan un poco a entender los acontecimientos, especialmente la pareja de vecinos ancianos y su hijo, así como el joven pescador.

La película se basa en el talento de sus protagonistas para sostener un drama un tanto lento que poco a poco nos muestra, tanto la historia de esta familia, como de Marsella, que poco a poco ha visto cómo los vecinos se han ido marchando a las ciudades, dejando un lugar precioso prácticamente abandonado. En la historia se toca también el tema de las pateras de inmigrantes con la llegada de una serie de barcas a la cala que hará que los protagonistas reaccionen y despierten de su nostalgia.

Director: Robert Guédiguian.

Reparto: Ariane Ascaride, Jean-Pierre Darroussin, Gerard Meylan, Anaïs Demoustier…

La casa junto al mar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here