Lola Membrives: la mujer olvidada

Nadie sabe quién es Lola Membrives. Nuestro teatro ha optado por el olvido, así como el de tantas mujeres que quedaron en la sombra de sus autores. Antonio Domínguez (dirección) y Jon Sarasti (dramaturgia) construyen su desencuentro con Lorca bajo el título: Federico y Lola. El Desencuentro.

1933. Por primera vez en la vida, Federico García Lorca gana dinero con su trabajo. No es la poesía lo que le da de comer sino las tablas. En Buenos Aires la gente lo reconoce por la calle, la prensa lo persigue y La Zapatera Prodigiosa cuelga un cartel de ‘localidades agotadas’. Día tras día.

El tiempo ha olvidado a Lola Membrives, pero fue ella la que hizo posible el éxito. Lola era la amiga, empresaria y ACTRIZ de Lorca y está deseando leer el final de Yerma, pero el escritor quiere cambiar de aires y de compañía para estrenar su nueva obra.

Federico y Lola. El Desencuentro: un duelo entre la actriz y el autor

Lola desprende inteligencia, pasión por el arte y por las tablas, por el mundo y por las letras de Lorca. Él es trágico y ve en su palabra la única forma de cambiar el mundo. Lo hará en el teatro, pues su poesía grita en balde.

El guion es áspero y fugaz, tierno e íntimo. Es una forma de -como decía Lorca sobre el teatro-: “explicar con ejemplos vivos, normas eternas del corazón y del sentimiento del hombre”. Jon Sarasti hace de las voces de Federico y Lola un arma para quien se plantea cuál es su lugar en el mundo.

Federico y Lola
Federico y Lola. El desencuentro

¿Qué teatro se hace hoy en día?

Esa es la verdadera pregunta, pero su respuesta nace en cada espectador. Sin embargo, Federico y Lola tienen vida propia, los personajes, encarnados por Néstor Gutiérrez (Aída) y Tusti de las Heras (Burundanga), están cargados de verdad y en cada línea se hacen fuertes en el escenario.

El escenario evoca a la tragedia griega, el espíritu de la Yerma de Federico, que través de un juego de luces proyectadas, transporta al espectador a un templo clásico.

“Las mujeres, si no son libres económicamente, mal pueden asumir otras libertades”. A veces las diferencias implican desencuentro.

Dirección: Antonio Domínguez

Reparto: Néstor Gutiérrez y Tusti de las Heras

Fecha: 23 oct – 25 dic 2017

Hora: lunes, 20:12 horas – domingos, 18:30 horas

Espacio: Sala Lola Membrives, Teatro Lara

Duración: 75 minutos

Deja un comentario