BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Me estás matando Susana es el título de la película mexicana de Roberto Sneider protagonizada por Gael García Bernal y Verónica Echegui, que se ponen en la piel de Eligio y Susana. El filme está basado en la novela Ciudades desiertas (1982), de José Agustín.

Huye, Susana

Eligio se despierta una mañana y comprueba que Susana no está. No está en la cama. Ni en el salón. Ni en la casa. Y pronto descubrirá que no permanece siquiera en el país. Eligio no sabe qué hacer, no sabe dónde ha ido su mujer y por qué le ha dejado sin dar ninguna explicación. Pero nosotros lo sabemos. Con solo una mirada a la primera aparición de Susana sabemos que algo va mal. Muy mal.

Eligio es un hipócrita. Un machista, infiel y posesivo que hace lo que le viene en gana y, pese a que dice amar a su mujer, no hace más que demostrar lo contrario. Susana se va, a Iowa, y él va tras ella, a la universidad a la que esta ha ido para realizar un curso de creación literaria y poder escribir en paz. A solas. Sin él.

Pero él no puede dejarla tranquila.

me estás matando susana

Sobrepasando los límites del humor

La película está tratada con desenfado, con humor, logrando ver ciertas escenas de forma paródica. En algunas eso está bien. En otras es un verdadero despropósito. Si quieres denunciar algo con humor, de acuerdo, pero hazlo bien, y que se note el tono de denuncia, como en la situación que vive Eligio al llegar a los EEUU, en la que intentan engañarle por ser mexicano. Ahí se demuestra cómo la xenofobia está latente en el país y cómo se mira al extranjero desde arriba. Ahora bien, en el otro tema, ese del «amor», hay escenas supuestamente «humorísticas» que no tienen ninguna gracia, como la propia escena final de la cinta.

Me estás matando Susana no es una historia de amor. Ni una comedia romántica. Es la historia de un hombre que persigue a una mujer, que se cree con derechos de propiedad sobre ella y quiere reclamarla. Y ella, pese a que en un principio escapa de todo eso, y muestra algo de iniciativa y deseos de independencia, sigue ligada a él. Y parece que quiere responderle de la misma forma. Pero no hay que responder al «amor» tóxico con toxicidad, sino cortarlo de raíz. Hay comportamientos que aparecen normalizados en la película, y quizá pretendían que fuese algo meramente descriptivo, y se haga por la propia normalización del carácter machista de Eligio, que seguro que él mismo cree que no hace nada mal. A saber. Pero lo que se muestra en el filme parece que no se hace en tono de denuncia. Y eso es grave.

me estás matando susana

Dejen de llamarlo amor

Por mucho que lo parezca, o que se pretenda mostrar como película de amor, reitero que no lo es. Hay pasión entre ambos personajes y no pueden apartarse el uno del otro, pero una cosa es cometer errores en una relación y otra basar una relación en la traición, desconfianza, y en comportamientos dependientes y posesivos. Que tú me jodes, pues te jodo a ti. ¿Que me dejas? Pues te dejo. ¿Que me persigues? Pues te persigo. Gael García Bernal es un grandísimo actor, e interpreta su papel de la mejor forma posible, tanto que, conociendo los secretos nada éticos de su personaje, aún así hay escenas en las que te ríes con él. La magia del buen actor. Pero no puedo reírme en ninguna en la que se justifican los tratos que tiene su personaje con Susana. Y odio que un actor tan bueno tenga un papel en una película con tantas cosas que reprochar.

Pese a sus buenos actores, la película no se puede salvar, y no hay que dejar que ello nos ciegue. Y es que, pese a que el mensaje contra la xenofobia llega bien, el supuesto mensaje feminista no lo hace, juega con fuego y se quema. No se pueden mostrar como normalizados hechos realmente graves, con despreocupación y con la comedia por delante, y más dejando ese mensaje final de sumisión, justificado porque el macho de turno quiere que su mujer corresponda todos sus deseos y le diga que le quiere. ¿Que Eligio es machista porque se siente inseguro y solo busca una respuesta agradable en su mujer? Ay, pobre. No. Que le vendan el cuento a otro, por favor.

Si la película hubiera ido por otro camino, si hubiese mostrado el empoderamiento femenino, el no necesitar a alguien tóxico, machista, que es celoso, infiel, posesivo, dependiente y hasta violento en ocasiones, si el mensaje fuese cómo apartar eso, cómo salir de ahí, si hubiese sido una película realmente feminista, habría estado interesante su visión. Pero no ha sido el caso. Todo lo que podría haber logrado Susana, todo lo que se podría haber denunciado y lo que hacen es banalizar el machismo porque pobre Eligio, no sabe lo que hace, la quiere demasiado. ¿En serio?

No se puede terminar una película de forma más patética.

Dirección: Roberto Sneider.

Reparto: Gael García Bernal, Verónica Echegui, Ashley Hinshaw, Daniel Giménez Cacho, Björn Hlynur Haraldsson, Cassandra Ciangherotti…

Guion: Roberto Sneider y Luis Cámara. Basado en la novela Ciudades Desiertas de José Agustín.

Estreno en España: 5 de enero de 2018.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here