Cómo afrontar los fantasmas del pasado

¿Se ha de volver al camino del que has huido? ¿Hasta qué punto podemos enfrentarnos cara a cara con nuestro pasado? Román, tras unos años fuera de su ciudad natal, vuelve a su casa, reencontrándose con su hermanastra. Lo que parece una bienvenida centrada en la nostalgia, rápidamente se transforma en una guerra de reproches, que van atacando la moral del protagonista hasta descubrir los lugares más recónditos de su mente, desnudos frente a una amenaza con la que no contaba: La culpa.

Animales Heridos
Los protagonistas, en una escena jugando a su recurrente ‘Ideal’.

Mariano Rochman dirige una propuesta sólida y original que conforma una road movie emocional a través de la mente y los recuerdos de Román (Víctor Anciones), que, junto con su hermanastra Cecilia (Marta Cuenca) revivirá muchas de las situaciones de su vida que le han llevado al presente que le está tocando vivir. Ambos actores, además, presentan una química innegable acompañada de unas interpretaciones muy bien adaptadas a su situación, con mención especial al papel múltiple de la actriz poniéndose en la piel de las mujeres más relevantes de la vida de Román.

La puesta en escena es sencilla, aunque muy elegante. Unas cajas conforman toda la decoración del escenario, y, jugando con su disposición y una actuación que cambia la naturaleza de todo el espacio, acaba transformándose en todo aquello que los protagonistas simulan. Animales Heridos es, en definitiva, un viaje al interior de la mente de un carismático protagonista con razones para haber huido, pero con muchas más para volver y enfrentarse a su pasado, que hará reflexionar a todos los espectadores a lo largo de una obra que atacará directamente el tema de las decisiones y el popular ‘efecto mariposa’ que mantiene presa a la familia que encabeza la trama.

Dramaturgia y Dirección: Mariano Rochman.

Producción: Doble Sentido Producciones.

Reparto: Marta Cuenca y Víctor Anciones.

Fecha: 15 de febrero – 19 de abril 2018.

Hora: Jueves, 20:15.

Espacio: Sala Lola Membrives, Teatro Lara.

Duración: 75 minutos.

Deja un comentario