Winchester, la casa que construyeron los espíritus

La mansión Winchester, propiedad de una de las familias más ricas de todo Estados Unidos, está regida ahora por Sarah Winchester (Helen Mirren), viuda del magnate de las armas y heredera de toda su fortuna. La casa no para de crecer, y es que su dueña no para de ordenar su ampliación. Mientras tanto, el doctor Eric Price (Jason Clarke) será contratado por la empresa de armas para viajar hasta allí y evaluar a la señora Winchester, para descubrir si está en plenas facultades para seguir al mando del negocio. Sin embargo, se encontrará con algo peor que eso: la mansión está repleta de espíritus, y no todos son inofensivos.

Winchester
Helen Mirren, inmersa en su papel de señora Winchester, haciendo planos para ampliar su mansión.

De la mano de los hermanos Spierig (Jigsaw, 2017) en la dirección, llega esta historia ambientada en California, a principios el siglo XX, y basada en hechos reales. Una trama con una elegancia que pretende hacerse un hueco como icono en el cine contemporáneo de terror, pero que, según va avanzando la trama, se queda a las puertas de conseguirlo. Empieza con una atmósfera que pone en tensión al espectador y consigue asustarlo alguna que otra vez, aunque a través del descubrimiento de los secretos de la mansión se va relajando.

Lo que sí puede llegar a ser icónico es el personaje de Helen Mirren, que encarna perfectamente a la viuda Winchester, una mujer poderosa e impasible que es capaz de aguantar todo el peso de la trama aún estando en segundo plano. Jason Clarke, que interpreta a un incrédulo doctor que quiere ceñirse a su cometido, aunque a medida que avanza la película pasa a ser un hombre de acción que resolverá los secretos de la mansión de un modo u otro. Los demás personajes, Sarah Snook como madre protectora y Eamon Farren como mayordomo misterioso, complementan de manera óptima, aunque no llegan a destacar.

Los efectos no defraudan, aunque tampoco llegan a ser sorprendentes para el espectador. Sin embargo, la mansión, que llega a ser un personaje más dentro de la cinta, es uno de los puntos fuertes de la película por sus espacios y sus posibilidades, que aunque no se llegan a explotar en su totalidad, están presentes y consiguen no aburrir al espectador. En definitiva, Winchester llega a la gran pantalla para los fans más acérrimos del cine de terror, que posiblemente la conviertan en la película de su género de la temporada, aunque con una sensación algo indiferente.

Director: Hermanos Spierig.

Duración: 1 hora 39 minutos.

Reparto: Helen Mirren, Jason Clarke, Sarah Snook, Eamon Farren.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here