BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Formó parte de la 65º edición del Festival de San Sebastián

Florida. Una mujer negra, Regina, trabaja 16 horas al día en un restaurante de carretera. Mientras su hijo mayor, Andrew, de 14 años, cuida de su hermana pequeña, de 3. Su padre está en la cárcel sin noticias de cuándo podrá salir. Su delito, asalto con agravantes. Andrew no es feliz y empieza a complicarse la vida robando coches y metiéndose en problemas. Y eso es solo el principio.

Dejar a tus hijos todo el día en casa no es algo que ningún padre haga por gusto, sino más bien por obligación: la obligación de ofrecerles un techo bajo el que guarecerse y comida que llevarse a la boca. Pero eso no es algo sencillo de entender a los 14 años y es precisamente la historia que nos cuenta La vida y nada más, la de lo difícil que ya de por si es crecer y la adolescencia, pero más aún en circunstancias como ésas, las ganas de tener dinero para hacer un montón de cosas, de salir de todo eso, de vivir otra vida…

La vida y nada más Andrew y su hermana

La vida y nada más nos habla precisamente de eso, de la vida, de la que nos ha tocado, y de cómo podemos intentar que ésta poco a poco mejore apoyándonos en las personas que están ahí para nosotros, nuestra familia. Podemos discutir con ellos, odiarles, insultarles, pero siempre serán los que en última instancia estarán ahí para ti en las situaciones difíciles.

El director español Antonio Méndez Esparza logra con actores no profesionales transmitir muchísimas cosas en esta película: soledad, impotencia, intolerancia, racismo…y también muchísima cercanía. Es una situación que ocurre allá, en América, en Florida, pero que podría ocurrir en cualquier parte del mundo, no deja de ser una situación cotidiana con la que el espectador se siente identificado.

Todos hemos tenido un hijo, un sobrino, un primo rebelde o conocemos una familia con muchísimos problemas pero que sigue adelante como puede. Todos hemos sido en algún momento cualquiera de los tres roles principales de ese hogar.

La vida y nada más Regina

En conclusión, La vida y nada más es una película que merece la pena ver a pesar de que se hace bastante lenta en algunos momentos debido a que cuenta con pocos diálogos y busca los silencios para dar dramatismo a las escenas. La actuación de la protagonista, Regina Williams, merece mucho la pena, es imposible no sentirse identificado con ella, con la impotencia que siente al ver que no puede hacer más de lo que ya hace, que no puede dividirse y que no puede confiar en nadie más que en ella misma para sacar adelante a su familia. A Andrew Bleechington por otra parte es inevitable cogerle un poco de manía, porque no abre la boca y cuando lo hace es siempre para decir la frase equivocada en el peor momento, pero si eso es exactamente lo que el director quería, entonces lo borda. Porque todos hemos estado perdidos alguna vez.

Director: Antonio Méndez Esparza.

Reparto: Andrew Bleechington, Regina Williams, Robert Williams, Ry’nesia Chambers.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here