Día de DOBLAJE

Seguimos disfrutando del Festival de Ficción de Sevilla, un evento que se celebra a lo largo de este primer fin de semana de mayo en el Palacio de Congresos de la ciudad. Con más público que en su primer día, el FicFest muestra su apuesta por el sector del doblaje en nuestro país dedicándole dos conferencias a lo largo de la jornada. ¿Los protagonistas de las mismas? Cuatro reconocidos profesionales del sector como Mar Bordallo, Fernando Cabrera, María Caneda y Santi Aguirre.

La primera de dichas charlas, con la excusa perfecta de compartir trabajo en la serie The Big Bang Theory, la encabezaron Mar Bordallo y Fernando Cabrera. Ella, conocida por ser, entre otras, la voz de Penny (The Big Bang Theory), de Alegría en la cinta de animación Inside Out, de Margaery Tyrell en Juego de Tronos, Blancanieves en el redoblaje más reciente de la película o la icónica muñeca Barbie en muchas de sus representaciones audiovisuales. Habitual dobladora de actrices como Kaley Cuoco o Jessica Alba, no duda en confesar a Drew Barrymore como una de las actrices que más la hace disfrutar cada vez que se enfrenta al doblaje de su voz.

Fernando Cabrera, cuya voz más reconocible y celebrada por el público la podemos encontrar en sus doblajes a Jim Parsons, no se queda atrás en cuanto a currículum. Desde Sheldon (The Big Bang Theory) al personaje de Miedo en Inside Out, el actor de doblaje canario ha dado voz a personajes como Linguini, el protagonista de Ratatouille; Chris Griffin, de la serie Padre de Familia; Lip Gallagher de Shameless; y hasta a Kylo Ren, el villano principal de la nueva trilogía Star Wars. En cuanto a esos papeles que le hacen disfrutar especialmente, Fernando Cabrera coloca al citado personaje de la serie Shameless y, como no podía ser de otra manera, a Sheldon Cooper, papel que le permitió dar el gran salto en su carrera.

A petición de los asistentes, Mar Bordallo y Fernando Cabrera no pudieron escaparse de la sesión sin cantar el famoso «Dulce Gatito» de Penny y Sheldon, o alguna de las emblemáticas frases de sus personajes. Con respecto a su habitual manera de trabajar, nos regalaron curiosidades como que las series, a diferencia de hace unos años, cuando se doblaban las temporadas completas de manera continuada, se doblan con un margen temporal ínfimo, incluso llegando a realizar todo el proceso, desde traducción y adaptación hasta el propio doblaje (que suele durar poco más de una mañana en el caso de la serie The Big Bang Theory) y la postproducción de las pistas de voz, los días posteriores a su emisión en Estados Unidos, para poder así emitirse en la misma semana en la televisión de nuestro país, ya doblada al castellano.

DoblajePreguntados por el trabajo en películas de gran escala provenientes de Hollywood, no dudaron en destacar el secretismo y cuidado con que se envuelve cada una de sus intervenciones, llegando a tener que firmar cláusulas de confidencialidad. Los medios, de igual manera, no suelen ser los más adecuados, encontrándose situaciones en las que llegan a doblar a sus personajes frente a imágenes de baja calidad, en blanco y negro, y desubriendo sin apenas antelación las frases que deben interpretar.

Para ambos, lo fundamental de su profesión no reside tanto en la calidad de sus cuerdas vocales como en la capacidad para aprender a interpretar, con el objetivo de captar con la mayor exactitud posible los matices interpretativos de la voz original, así como adecuarlos a sus movimientos faciales, cosa que no siempre resulta asequible debido a las diferencias de pronunciación entre idiomas.

La segunda de las charlas, impartida por María Caneda y Santi Aguirre, puso su foco en el género musical. María Caneda, cantante y directora musical de las versiones en castellano de multitud de películas animadas, acumula en su currículum papeles como los de Ariel en La Sirenita, Mulán en la cinta homónima, Jessie de Toy Story 2 y Sally de Pesadilla Antes de Navidad, una favorita de casi todos los amantes de la animación en stop motion.

Por su parte, Santi Aguirre desarrolla la mayor parte de su trabajo en la dirección de doblajes, además de ser ajustador de textos, un puesto que se caracteriza por adaptar las traducciones de manera que las palabras encajen de la mejor forma posible con la boca del actor original. En el género musical, destacan su dirección musical en películas tan memorables como El Jorobado de Notre Dame, Pocahontas, Pesadilla Antes de Navidad o Tarzán, cinta que confiesa nunca olvidará debido al placer y la oportunidad que le supuso el dirigir a una figura de la talla de Phil Collins.

Entre sus trabajos más conocidos figuran también la dirección de doblaje de películas como la controvertida y magistral madre! de Darren Aronofsky, The Imitation Game, o series como Rick y Morty o Cómo conocí a vuestra madre, de la que guarda un gran recuerdo, gracias entre otras cosas a la manera de trabajar con la que se realizaba, juntando a todos los actores de doblaje en una misma sala para interactuar entre ellos, cosa que a día de hoy raramente sigue sucediendo, optando por el doblaje individual de cada personaje para posteriormente ser juntado en el montaje de audio.

En cuanto al proceso habitual, Maria Caneda y Santi Aguirre nos descubrieron el método con el que llevan a cabo su trabajo. El doblaje de cualquier obra, independientemente de su forma o duración, se realiza en una sala cerrada donde una pantalla reproduce el video original, a partir del cuál se procede a ir encajando las frases de cada actor de doblaje. Hace especial hincapié Santi Aguirre en la dificultad que existe en muchas ocasiones para encajar las traducciones, ya que el inglés es un idioma que tiende a usar expresiones mucho más cortas, recurriendo a los monosílabos con mayor frecuencia de lo que lo hace el castellano. Ni que hablar ya de los idiomas asiáticos, de los que no pueden sino reconocer el gran reto que supone traducirlos, y especialmente encajar la voz de los actores de doblaje con la de los personajes originales, ya que para la inmensa mayoría de los profesionales del sector, son idiomas totalmente desconocidos y en muchos casos incompresibles a nivel fonético.

Preguntados por el siempre polémico uso de personajes conocidos, pero en su mayoría sin formación en la profesión, no dudan a la hora de relegar toda la culpa a los clientes, cuyo deseo de conseguir grandes cuotas de publicidad a bajo precio les lleva a traer caras conocidas a la sala de doblaje, con la única intención de que el público acuda a las salas con el reclamo de su presencia, aunque solo hagan acto de presencia vocalmente.

DoblajeUno de los datos más relevantes que nos dejó Santi Aguirre, director de doblaje y por tanto el encargado de elegir a los actores que participarán en los doblajes, fue el cómo acceder a la industria. Antiguamente, era común la presencia del oyente en las salas de doblaje, una figura que normalmente consistía en jóvenes estudiantes o dobladores deseosos de probar suerte en el mundillo, aprendiendo in situ el oficio de mano de los actores ya profesionales. Sin embargo, al igual que ya se explicase en la primera de las conferencias, sale a escena el paso atrás que ha supuesto el peligro y el miedo a la piratería entre los clientes, prohibiendo prácticamente la presencia de dichos aprendices durante el proceso, para evitar así posibles filtraciones de tramas en series y películas cuyo éxito se construye cada vez más sobre esa sensación de novedad y sorpresa que brindan sus estrenos.

No pasó desapercibido tampoco el tema de los redoblajes, algo cada vez más habitual en el baúl más clásico de la factoría Disney. Por cuestiones de expiración de contratos, los clientes españoles tienden a aprovechar para traer por primera vez el castellano a esas cintas con las que muchos hemos crecido y que mantenían su doblaje latino, procedente de Sudamérica. Son las productoras también las que deciden cuando doblar musicalmente una película o no, aunque se ha convertido casi en una costumbre el realizar doblaje cuando se trata de películas de animación, ya que una gran parte del público infantil al que va dirigida, no sabe siquiera leer al ritmo que requerirían los subtítulos. Sin olvidar por supuesto la mayor facilidad para entender el significado de una canción a edades tempranas en nuestra lengua materna.

Al final del día, tanto Mar Bordallo y Fernando Cabrera como María Caneda y Santi Aguirre mostraron una firme convicción en el sector del doblaje como un sector con futuro y mucho por aportar a nuestro país, además de destacar por ser una de las pocas industrias que en la actualidad puede presumir orgullosa de tener unos mismos ratios salariales para hombres y mujeres, como demuestran los datos.

Mientras el sector audiovisual siga creciendo a nivel nacional, aumentando las cifras de series y películas que llegan cada año a nuestras televisiones y salas de cine, el doblaje seguirá manteniéndose fuerte, a pesar de todas las críticas que le quieran colocar sus detractores. El trabajo de estos cuatro profesionales no hace sino demostrarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here