Las grietas de Jara en cines el 22 de junio

La rutina puede convertirte en un autómata. Los seres humanos somos de una manera u otra. Somos animales de costumbres y aunque eso no es necesariamente malo, seguir instrucciones por rutina, seguir casado por aburrimiento o trabajar durante 20 años en el mismo sitio, en el mismo puesto de trabajo, al final adormece a las personas que dejan de soñar, dejan de imaginar, en definitiva dejan de vivir por rutina.

Y de esto precisamente nos habla la última película de Nicolás Gil Lavedra, Las grietas de Jara, adaptación de una novela de Claudia Piñeiro, que nos presenta a su protagonista, Pablo Simó (Joaquín Furriel), un arquitecto que lleva veinte años en la misma empresa, que está casado con una mujer a la que no quiere, que tiene una hija a la que sí y que oculta un secreto muy oscuro.

Las grietas de Jara Las grietas de Jara
Fotograma de Las grietas de Jara

Pero la vida de Pablo da un giro de 360 grados cuando la joven Leonor (Sara Sálamo) aparece en el estudio de arquitectura en el que trabaja Pablo preguntando por Nelson Jara y los tres arquitectos de la firma niegan conocerlo. Todos ellos mienten. ¿Por qué? Precisamente eso nos desvela la película poco a poco, un thriller en el que a veces resulta difícil entender las decisiones que toma (o más bien que no toma) su protagonista.

A lo largo de su hora y media de película se van desentrañando los secretos y gracias a los flashbacks de Pablo conocemos quién era Nelson Jara y qué ocurrió entre ellos.

Aunque en un primer momento los actores se muestran un tanto encorsetados dentro de sus papeles, a lo largo de la película poco a poco se van soltando. Sin duda el personaje más interesante es el protagonista, Pablo Simó, al que encarna Joaquín Furriel, puesto que a través de su narración lo conocemos tanto a él como a todas las personas que lo rodean y podemos hacernos una idea más clara de la situación.

A lo largo de su hora y media de película se van desentrañando los secretos y gracias a los flashbacks de Pablo conocemos quién era Nelson Jara y qué ocurrió entre ellos.

La película es una colaboración hispano-argentina que cuenta con dos actores españoles, Sara Sálamo y Santiago Segura. Aunque el papel de Segura es interesante, tratándose del jefe de la firma de arquitectos, una persona dominante y con pocos escrúpulos, y siendo un papel que podría haber dado mucho juego, Santiago Segura no sabe interpretarlo. Su acento es tremendamente forzado (y en ocasiones doloroso) y su actuación dista mucho de ser creíble, resultando en ocasiones incluso cómica.

Director: Nicolás Gil Lavedra.

Reparto: Oscar Martínez, Joaquín Furriel, Soledad Villamil, Sara Sálamo, Laura Novoa, Santiago Segura, Zoe Hochbaum.

Deja un comentario