¡Ya llegó por fin el DCODE!

La última gran fiesta del verano se celebró el 8 de septiembre en el Campus de la Universidad Complutense de Madrid: el festival DCODE. Este festival, que ya lleva varios años reuniendo en la capital a grandes artistas tanto nacionales como internacionales consiguió agotar todas las entradas. 25.000 personas fueron las que pudieron disfrutar este sábado de un día entero lleno de buena música. Pese a que el festival ya no dura dos días si no uno, el día iba a ser de lo más completo ya que las puertas del recinto se abrían a las 11.30 y no cerraron hasta las 5.00 de la madrugada, aprovechando al máximo el gran día.

El DCODE contaba con tres escenarios por los que no dejaron de subirse grandes artistas dispuestos a darlo todo. Aunque el día comenzaba con lluvia eso no iba a ser un impedimento para ver a los primeros grupos del cartel. La MODA, los últimos confirmados del festival fueron los que dieron los primeros acordes del festival a las 12.15 de la mañana en el escenario 3. Pero esto no hacía más que empezar, durante todas las horas a partir de ahí no pararon los buenos conciertos.

Sidonie también se subieron a este escenario 3 al mediodía para dar un gran concierto. Shinova, Jorja Smith o Viva Suecia fueron otros de los grandes artistas que hicieron pasar una buena tarde a los asistentes del festival. Pero sin duda los platos fuertes vendrían por la noche. Los primeros fueron Bastille, sin duda estos ingleses no defraudaron en su última visita a España, siendo uno de los grandes momentos. A pesar de toda la polémica detrás de Izal sobre Mikel, su cantante, otro de los grandes conciertos de la noche fue el de este grupo; que llenaron el escenario 2 de gente que no dejó de disfrutar de su grupo favorito.

Pero sin duda alguna los más esperados de la noche fueron Imagine Dragons, que dieron un espectáculo digno de un festival como este. Aunque el sonido dejaba un poco que desear en algunos momentos, no hay nada que no pueda hacer la voz de Dan Reynolds. Un concierto a la altura, para bailar, saltar y cantar como si no hubiera un mañana. Un concierto para el recuerdo y es que, ver en directo a Imagine Dragons es algo que hay que hacer al menos una vez en la vida.

Después del gran momento de la noche hubo algunos otros conciertos como los Triángulo de amor bizarro, The Vaccines u Ocho y medio & friends, quienes se encargaron de poner el broche final a un día lleno de música.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here