Sin duda alguna, en el festival de Londres siempre se presentan gran parte de las películas más importantes del año, muchas de las cuales estarán en la carrera por los Oscar. Pero en estas semanas también podemos encontrar propuestas mucho más arriesgadas y atrevidas (para bien y para mal), que en algunos casos podrían no llegar a las pantallas españolas.

En la segunda jornada del festival, desgranamos alguna de ellas: de películas de terror internacionales a otras desprovistas de todo artificio, pasando por la más reciente joya del nuevo extremismo francés; de grandes superproducciones a cintas modestas de poco presupuesto.

All The Gods In The Sky, a la espera de una señal

¿Sabéis cuando termina una película y os quedáis en la butaca del cine pensando qué es lo que acabo de ver? Pues bien, All The Gods In The Sky es ese tipo de película. Dirigida por el francés Quarxx, quien parece seguir el legado de sus compatriotas Leos Carax y Gaspar Noé, la película narra la vida de Simon, un hombre de mediana edad que dedica cada día de su vida a su trabajo en una fábrica y al cuidado de su hermana, que fue gravemente herida cuando ambos eran pequeños. La cinta la protagonizan el actor Jean-Luc Couchard y la modelo Melanie Gaydos.

All The Gods In The Sky dividirá tanto a prensa como a público

Una película que rompe con cualquier patrón y marco en que la queremos encajar, bella, cruel y bizarra a partes iguales, y completamente hipnótica e impredecible. Narrada entre la realidad y la fantasía, uno nunca sabe qué está ocurriendo de verdad y que es parte de la imaginación y la locura del protagonista, que vive atormentado por los hechos del pasado y por el futuro que está por llegar. Sin duda All The Gods In The Sky dividirá tanto a prensa como a público, pero lo que está claro es que la mejor forma de salir de dudas es dándole una oportunidad.

All The Gods In The Sky

The Nightshifter, terror a la brasileña

Dennison Ramalho da el salto en solitario a la gran pantalla tras un par de cortos y un segmento en la secuela de The ABC’s of Death, con su película The Nightshifter (Morto Não Fala en su versión original). En ella se cuenta la historia de Stênio, un trabajador de una morgue que tiene el don de hablar con los muertos, y sobre el que recae una maldición al aprovecharse de su poder para su propio beneficio.

La película combina drama, thriller y terror a partes un poco desiguales, y si bien es verdad que la realización y los efectos especiales dejan mucho que desear y afean el resultado final, tiene muchas otras virtudes que hacen que su visionado merezca la pena. Ramalho ha sabido aunar muy bien la realidad de la vida de la clase baja brasileña con un género tan exigente como el terror, dotándolo de una nueva profundidad e intensidad. Por otro lado, la dirección, y en especial el guión, brillan especialmente, demostrando que detrás de algunos artificios mal conseguidos hay una historia robusta, medida y compacta que merece la pena ser contada.

The Nightshifter

Étangs Noirs, sin respuestas

Y después de Francia y Brasil, vamos a Bélgica con Timeau De Keyser y Pieter Dumoulin y su debut Étangs Noirs. En ella, Jimi parece obsesionado con devolver a su verdadero dueño el paquete que le ha sido entregado por error. Una película desprovista de todo tipo de artificio y elemento ajeno, más que la cámara y lo que frente a ella ocurre.

Conforme avanza la película, uno se da cuenta de que lo importante no es el por qué o el contenido del paquete que Jimi porta, si no el cómo y el proceso de búsqueda y la obsesión del protagonista. Esto, en la gran mayoría de los casos, causará rechazo, pues la cinta no hace más que crear unas expectativas e interrogantes que no son resueltos. Esto, más un personaje principal difícil de entender y con el que cuesta empatizar, crean una película complicada e incluso tediosa a ratos, a pesar de contar solo con 70 minutos de metraje.

etangs Noirs

Tumbbad, en busca del tesoro perdido

Al igual que su argumento, Tumbbad esconde uno de los tesoros de este festival. A medio camino entre aventuras, mitología y terror, la película narra a lo largo de tres generaciones, en tres partes equitativamente repartidas del metraje, la historia de Vinayak y su familia, y de cómo este se obsesionó con el tesoro oculto en la mansión en la que vivían, así como todos sus esfuerzos por hacerse con él.

Producida y rodada en la India, Tumbbad es una de las grandes películas de aventuras del año. Todo aspecto de ella está cuidado al detalle, combinando tensión, emoción y comedia a la perfección. Como si de Uncharted se tratara, se adentra en el corazón de un pueblo olvidado para desvelarnos todos sus secretos en una cinta cargada de ritmo, intrigas y algún que otro susto. Tanto la fotografía como la música están perfectamente compuestas, creando algunos momentos realmente espectaculares, destinados a quedarse grabados en las retinas de los espectadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here