Un tremendo Woody Harrelson

Rob Reiner, director de inolvidables películas como La princesa prometida o Cuando Harry encontró a Sally, es el encargado de llevar a la gran pantalla el biopic (¡de tan sólo una hora y media!) de Lyndon B. Johnson, el 36º presidente de los Estados Unidos, sucesor de John F. Kennedy.

Y en parte por eso mismo el título que se le ha puesto a la película en español tiene todo el sentido del mundo (en inglés se titula LBJ por Lyndon B. Johnson), puesto que ese es exactamente el puesto que ocupa nuestro protagonista, un Woody Harrelson tremendamente caracterizado.

Con un carismático Woody Harrelson protagonizando el film, la película se caracteriza por su completa falta de espectacularidad, e incluso por una apariencia un tanto rancia o modesta.

La película narra la vida de Johnson desde poco antes de que Kennedy se presentara a la presidencia y hasta el año 1969, centrándose especialmente en el año 1963, cuando asumió el cargo de presidente tras el asesinato de John F. Kennedy (Jeffrey Donovan).

Johnson ejerció de vicepresidente de Kennedy hasta que éste fue asesinado, fue entonces cuando tomó el poder de la Casa Blanca y se enfrentó a la dura negociación de la que fue la gran apuesta de JFK: la ley de derechos civiles del año 1964, que integraría a los negros en los lugares públicos de todo el país. El proyecto no era de Johnson y defenderlo le supuso la traición a sus mayores aliados, lo que le acabó pasando factura.

A la sombra de Kennedy

Reiner y Johnson

Con un carismático Woody Harrelson protagonizando el film, la película se caracteriza por su completa falta de espectacularidad, e incluso por una apariencia un tanto rancia o modesta. En apenas 90 minutos, el film muestra con exactitud la compleja naturaleza de las negociaciones políticas, utilizando eso sí un tono patriótico y conciliador que recuerda mucho más a El ala oeste de la casa blanca que a la más cínica House of cards.

El retrato que Reiner hace de Johnson nos muestra a un personaje áspero al que le cuesta caer bien, y que suelta frases como “nunca subestimen la causa de un mártir ni el tamaño de los cojones de un texano”.

Johnson se muestra como un hombre con mucha experiencia, excesivo en ocasiones pero al mismo tiempo conocedor de la maquinaria política, muy astuto en las negociaciones y al mismo tiempo consciente de que no podía ensuciar el legado del presidente más carismático del siglo XX.

A la sombra de Kennedy
Woody Harrelson, protagonista de la película A la sombra de Kennedy

La película es una obra correcta a la que le falta un poco de pasión, es como si de alguna manera la regia personalidad de Johnson hubiera impregnado a la película. A la sombra de Kennedy no arriesga para nada, mostrando en todo momento una película bien hecha pero sin muchas pretensiones, bastante convencional.

Director: Rob Reiner.

Reparto: Woody Harrelson, Bill Pullman, Jennifer Jason Leigh, Michael Stahl-David, Richard Jenkins, Brian Stepanek, Kim Allen, Judd Lormand, Joe Chrest.

Duración: 98 minutos.

Fecha de estreno: 23 de noviembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here