¿Cómo lidiar con los horrores de la guerra vistos de primera mano? ¿Cómo curarse de heridas tan profundas? Hernán Zin nos presenta Morir para Contaun desgarrador documental sobre la odisea que viven los periodistas de guerra cada día, con terribles testimonios que no dejarán a nadie indiferente y que ya pudimos ver en la SEFF18.

Entre lágrimas y metralla

Morir para Contar comienza con un grupo de no más que chavales en medio de un infierno, impertérritos, aparentemente indiferentes al horror que están viviendo en Afganistán, allá por el 2002.

Es un récord. Lo hemos hecho muy bien” afirma uno de los soldados al hablar de los más de dos mil proyectiles que han lanzado en solo 4 meses. Así empieza lo que constituye un poderoso documental sobre el desastre bélico y qué supone para las personas afectadas, centrándose por supuesto en los periodistas. Un filme potente, duro, que narra con destreza y sensibilidad un tema tan delicado y que a pesar de no llegar a ser excepcional, convence en su conjunto.

Morir para contar

Periodismo de guerra

Con la fuerza y drama que la realidad otorga, Zin nos mete de lleno en las vidas de estas personas, nos hace reflexionar sobre un trabajo tan peligroso como es el periodismo de guerra, y al terminar la visualización dejará al espectador algo en lo que pensar. De eso no hay duda.

El principal problema que pueda tener este documental es que, a pesar de su calidad, no destaca verdaderamente en ningún aspecto, lo cual lo convierte en una obra que simplemente “está bien”, para bien o para mal. Aun así, el mérito ha de ser reconocido, pues Zin no se enfrentaba a una tarea fácil y la ha sabido ejecutar de un manera más que respetable. Pero no maestra.

En resumen, Morir para Contar es una obra del documental más que recomendable, tratando un tema tan interesante como doloroso y que no dejará indiferente a nadie. Ya sea por la fuerza de sus historias o por la habilidad de su director, todos sus elementos hacen de este filme uno para el recuerdo. Aunque seguramente seamos los únicos que quieran recordar estos eventos, trágicamente.

Dirección: Hernán Zin.

Duración: 87 min.

Estreno: 23 de noviembre.

Deja un comentario