La Casa de Jack fue vitoreada en el Festival de Sitges y consiguió horrorizar al público de Cannes.

Acostumbrados al cine provocativo de Lars von Trier, La Casa de Jack no es para menos. Una película que te hará reflexionar sobre el límite entre el bien y el mal, la violencia y el fondo del propio director. Brillante para unos, repulsivo para otros. Pero, lo que sí está claro, es que no dejará indiferente a nadie.

La historia se desarrolla a lo largo de una reflexiva conversación entre Jack (Matt Dillon) y Verge (Bruno Ganz). El protagonista cuenta en primera persona cinco incidentes escogidos aleatoriamente en los que descubrimos la muerte de personajes al azar.

la casa de jack

 

Impecable interpretación de Matt Dillon

Jack es un asesino en serie que ha cometido decenas de asesinatos durante los últimos doce años. Considera cada uno de ellos auténticas obras de arte. Sin embargo, la policía cada vez está más cerca de llegar a Mr. Sofisticación (es como se hace llamar). Jack siempre quiere arriesgarse e incrementar la sensación de presión y excitación que siente cuando asesina.

La peculiar personalidad de Jack le impide relacionarse con normalidad con el entorno que le rodea. Se debe a que sufre un Trastorno Obsesivo Compulsivo. Esto le hace ser extremadamente minucioso con la limpieza y le ocasiona algún que otro percance durante sus crímenes.

Los incidentes son intercalados con secuencias de bellas artes que, junto a la banda sonora, forjan comparaciones entre los asesinatos de Jack y verdaderas obras artísticas. Aparecen pinturas y cuadros que aluden a la belleza y al arte. En ellas, Jack se sitúa como un hombre poderoso, frente a las mujeres que trata como meras presas. No le basta con cometer asesinatos, también quiere hacer arte con ellos. Por ello fotografía a los cadáveres en singulares posiciones hasta conseguir una fotografía perfecta que represente todo lo que desea transmitir. 

la casa de jack

Escalofriante, cruel y provocadora

Matt Dillon es, sin duda, el responsable de introducirnos en la mente psicópata del protagonista con su impecable interpretación. A pesar de ser una historia larga, no resulta sin embargo pesada. Los movimientos de cámara están medidos al milímetros, los cortes, la iluminación.

Todo el clima de la acción te permite desplazarte fácilmente por el hilo de la historia. El director encuentra un punto de equilibrio entre la brutalidad y arbitrariedad de los crímenes y las armoniosas referencias artísticas.

El danés no tiene ningún reparo en utilizar el humor negro para referirse al nazismo o al trato hacia las mujeres. Por otra parte, la ausente empatía del protagonista estimula la reflexión y el análisis moral del espectador frente a su comportamiento.

La Casa de Jack es una película escalofriante, cruel y provocadora que te hará cuestionarte los límites de la imaginación humana. Se estrena en España el 25 de enero de 2019

Dirección: Lars von Trier.

Reparto: Matt Dillon, Bruno Ganz, Uma Thurman, Siobhan Fallon Hogan, Sofie Grabol, Riley Keough.

Duración: 2 horas y 35 minutos.

Estreno: 25 de enero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here