Malgorzata Szumowska nos presenta Mug, comedia dramática cargada de sátira y acidez que si bien ni te va ni te viene, logra al menos dejarte con alguna que otra cuestión rondándote en la cabeza.

El hombre de la máscara de vergüenza

Desde el interior más tradicionalista de Polonia se nos presenta este filme de una tragedia tratada lo más humorísticamente posible. Con una sátira casi palpable y la sensación de que Szumowska se ríe en la cara de la sociedad polaca de valores más tradicionales. No solo se ve en los diálogos de deliberado conservadurismo, sino también el propio desarrollo de esta historia que podría haberse mejorado bastante.

Mug

Destaca pero se queda en el camino

Formalmente Mug es una cinta destacable, con una fotografía de lo más decente y una puesta en escena que demuestra dedicación y saber hacer. Pero el principal problema de la película es que tiene unas miras muy estrechas. Lo cual es paradójico, teniendo en cuenta que justamente eso es lo que critica.

Mug parte de una idea simple y la continúa con una ejecución simple. Mezcla elementos que van desde el realismo social hasta el drama existencial, algo interesante. Todo ello sazonado con una atmósfera de represión y rechazo que hará al espectador sentir incluso irritación ante lo que rodea al protagonista. Algo completamente comprensible.

Hay cosas que valen la pena del filme, ideas, y la certeza de que se nos quiere contar algo. Y con un simbolismo preciso y acertado y una capa de sarcasmo cubriendo a cada uno de los personajes hasta cotas casi hiperbólicas. No cuenta mucho, ni tampoco lo cuenta excelentemente bien, pero al menos tiene la decencia de mirarse al espejo directamente y tratar de decir algo que valga la pena ser escuchado. Y eso es muy respetable.

Mug

Así que poco queda que decir de Mug, una cinta irregularmente correcta, que si bien explora temas muy interesantes, no termina de encontrarse a sí misma. Una sátira más o menos bien realizada que a pesar de no ser recordada, al menos se enfrenta de manera digna a sus noventa minutos de metraje. Y oye, muy bien por ella.

Directora: Malgorzata Szumowska.

Reparto: Mateusz Kosciukiewicz, Agnieszka Podsiadlik, Malgorzata Gorol, Roman Gancarczyk, Dariusz Chojnacki, Robert Talarczyk, Anna Tomaszewska, Martyna Krzysztofik.

Duración: 91 min.

Fecha de estreno: 1 de febrero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here