Anders es un joven danés que parece destinado a heredar la granja de su padre. Sin embargo, él siente que eso no es para él, por lo que decide dar un giro total y hacerse profesor en Groenlandia.

Esa es la historia de la producción francesa de Samuel Collardey, que sigue el patrón de sacar al protagonista de su zona de confort. Este tipo de trama es bien conocido, pero igualmente permite que muchos espectadores empaticen con él. Así, el profesor novato pasa de vivir en Dinamarca a hacerlo en una pequeña aldea de 80 habitantes en Groenlandia. El cambio es brutal, y el maestro tendrá que adaptarse a un entorno desconocido con un modo de vida extraño para él.

Profesor en Groenlandia
Cartel de la película Profesor en Groenlandia.

Un documental con un hilo sencillo

La idea principal es hacer un documental sobre la vida en Groenlandia.

La fórmula es simple: El maestro ejecuta un cambio radical en su vida que lo pone a prueba. Los inicios son muy duros, no es aceptado y sufre intentando cambiar las cosas para que se parezcan a lo que el conoce. Intenta cumplir con lo que le han encargado hacer en un lugar que no se rige por las mismas reglas. Por supuesto, fracasa, y la frustración alcanza niveles críticos, casi haciéndolo renunciar. Pero poco a poco decide no luchar contracorriente, sino dejarse arrastrar y abrazar las costumbres locales. Entonces las cosas empiezan a mejorar.

Esta sencillez, muchas veces vista, da lugar a una historia predecible y un poco lenta. Sin embargo, da la sensación de que la idea principal es hacer un documental de la vida en Groenlandia. Su caza, su pesca, sus ritos y canciones, su forma de existencia. Las preguntas de Anders a veces son respondidas como a través de la pantalla, dirigidas al espectador.

Profesor en Groenlandia
La frustración de Anders llega a ser casi inaguantable.

Groenlandia, la gran protagonista

Con Profesor en Groenlandia, de nuevo nos encontramos con una película con una fotografía espectacular. Los parajes de Groenlandia cubierta de nieve, su cielo de colores, su mar de hielo, sus ventiscas, y su magnífica fauna son la seña de identidad del filme. Incluso es posible ver las increíbles auroras boreales, y preguntarnos, como hacen con Anders, cómo es posible no vivir con ellas.

Las secuencias en interior no son ni de lejos tan impactantes, si bien es verdad que muestran cosas interesantes también. El cruce de actividades que parecen antiguas con elementos modernos resulta bastante curioso.

En resumen, Profesor en Groenlandia resulta interesante como documental y si uno es amante de los paisajes naturales inhóspitos pero bellos. Fuera de eso, ofrece una trama sencilla y excesivamente conocida, que aún así puede llegar a gustar a muchos que se sientan identificados.

Director: Samuel Collardey.

Reparto: Anders Hvidegaard, Asser Boassen, Thomasine Jonathansen, Gert Jonathansen, Julius Nielsen, Tobias Ignatiussen, Ina-Miriam Rosenbaum, Berge Hvidegaard.

Duración: 94 minutos.

Estreno: 1 de marzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here