Misterio y costumbres se unen en un marco inigualable

Desde su estreno mundial en la Berlinale 2018, el primer largometraje de Diana Toucedo como directora se ha presentado en varios festivales. En los Premios Gaudí y Feroz ha sido nominada a mejor película documental… pero Trinta lumes no es un documental al uso.

Alba, una niña de doce años, vive en un pueblo en la maravillosa sierra de El Courel, en el corazón de Galicia. El filme nos muestra con todo detalle la vida en la villa, con sus habitantes, sus tradiciones… y sus alucinantes paisajes. Montañas y valles, bosques y prados, ríos y cuevas… La diversidad y la belleza llenan el metraje, aunque a veces tal vez demasiado.

Trinta Lumes da visibilidad a la vida en el pueblo

Una parte importante de la película reside en su defensa de la traición. En un mundo cada vez más urbano, los usos y costumbres rurales se pierden cada vez más. Habilidades manuales que se transmiten oralmente, colegios con pocos niños, cocinas al fuego… Una colección de características de lo rural que cada vez menos gente conoce.

Trinta Lumes da visibilidad a la vida en el pueblo, enseñando la lucha y la rudeza de la gente en un clima duro. La lluvia, el viento y la nieve aportan hacen las escenas de paisaje aún más impresionantes. A pesar de tal vez dificultar el visionado, el uso del gallego como idioma refuerza aún más la importancia de la tradición.

trinta lumes

Un documental diferente: los muertos como hilo conductor

Lo que hace a Trinta Lumes especial es que no se ha limitado a enseñarnos cosas, sino que ha introducido una historia de fondo. Se acerca la noche de difuntos y Alba, una niña de doce años, no puede sacarse de la cabeza el contacto con los muertos. Tiene miedo, pero a la vez no puede dejar de acercarse. Un olor a El monte de las ánimas de Bécquer flota en el ambiente.

Aquí entra otro punto del intento de reivindicar lo nuestro: Halloween contra Todos los Santos. La celebración de esta noche, especial en muchas culturas, se ha ido globalizando cada vez más. Pero Trinta lumes tiene un mensaje claro: lo nuestro puede dar (por lo menos) tanto miedo como lo de los demás.

Alba se interna en parajes naturales y en casas abandonadas para explorar la delgada línea que separa el mundo de los vivos y de los muertos. Los amantes de la mitología gaélica o celta pueden apreciar la presencia de los fuegos fatuos. Mientras la pequeña protagonista narra la historia y coquetea con lo sobrenatural.

trinta lumes

Una gran fotografía

Todos estos ingredientes convierten a Trinta Lumes en un documental entretenido, pero al fin y al cabo un documental. El que vaya buscando acción o alta intensidad, se equivoca. El ritmo es lento, predominan las escenas sin diálogo y en ocasiones las tomas de paisaje se alargan demasiado. Esto hace que la historia avance despacio, lo cual puede no agradar al espectador impaciente.

Pero lo dicho, no hay que perder de vista de qué tipo de película se trata. Si te apetece un poco de suspense y una fotografía excelente, estate atento al estreno de Trinta lumes el 8 de febrero y os dejamos un video en exclusiva.

Dirección: Diana Toucedo.

Reparto: Alba Arias, Samuel Vilariño, Tegra Romeo, Amanda Arza, Paula Fuentes, Aurora Fuentes, Rubina Paradiñeiro, etc.

Duración: 81 minutos.

Estreno: 8 de Febrero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here