Hace tres años desde que se descubrió que la subdirectora de operaciones de la CIA era una espía. Se la catalogó como la mayor traidora de la historia de los Estados Unidos. Y sin embargo desde entonces, el número de espías en el país no ha dejado de aumentar. Por ello, el agente Keaton del FBI se ve obligado a sacarla de su encierro para que colabore con su equipo de contraespionaje. Porque en The Enemy Within, los enemigos más peligrosos están dentro.

La serie de la NBC producida por Universal Television vio la luz en EEUU el pasado 25 de febrero. En España se estrena en Calle13 el próximo 8 de abril. Y si bien nos encanta ver a Jennifer Carpenter (sobre todo a los fans de Dexter) lo cierto es que su actuación es con mucho lo mejor de la serie. Hay algo en The Enemy Within que no acaba de convencernos. Por suerte, hay tiempo para corregirlo.

The Enemy Within
Poster de The Enemy Within, de NBC y Universal Television. Estreno en España el 8 de Abril.

Una (mejor dicho, otra) de espías

La traición de Erica Shepherd estuvo orquestada por un terrorista ruso, Mikhail Tal. Tras un nuevo ataque que a todas luces es obra suya, se exige al agente especial Will Keaton que atrape a Tal empleando todos los recursos posibles. Y dado que Shepherd trabajó para él, ella es uno de esos recursos, quizá el más valioso.

Erica Shepherd fue catalogada como la mayor traidora de la historia de los Estados Unidos.

Pero trabajar con ella no es fácil para Keaton, pues Shepherd es la responsable de la muerte de la que fuera su prometida. Esta situación se reproduce con otros miembros de su equipo, que no están nada contentos con su presencia. Por su parte, la prisionera solo tiene un objetivo: volver a casa con su hija, y protegerla. Para ello, revelará una historia que contradice lo que se piensa sobre ella, pero está por ver si dice la verdad, o solo miente para alcanzar sus fines. Toda esta amalgama de relaciones personales se enmarca en la danza de espías y contraespías.

Jennifer Carpenter interpreta a Erica Shepherd, una espía convicta que debe colaborar con un equipo del FBI.

The Enemy Within es un corral con muchos gallos

Tras los dos primeros episodios, algo nos parece claro: The Enemy Within tiene problemas. Nos muestra acción desde el principio, pero al avanzar no consigue enganchar como debería, pero bueno aún quedan episodios por ver. Se combinan mini-casos autoconclusivos con un hilo conductor de fondo. Pero estos casos son en exceso sencillos, y mientras, la trama principal no acaba de despuntar. A nivel técnico, el uso de imagen tipo «cámara espía» tiene su sentido, pero en ciertos momentos es molesto, hasta mareante.

«The Enemy Within nos muestra acción desde el principio, pero al avanzar no consigue enganchar como debería»

Sin embargo, el mayor problema de The Enemy Within es que se ha metido en un terreno muy explotado. En el campo del espionaje, pelea con pesos pesados de la talla de Homeland, The Americans, 24, Agents of SHIELD… todo un elenco de luchadores que, en este momento, la mandan sin problemas a la lona. Por supuesto es muy pronto para condenar a toda la serie, y esperemos que consiga mejorar en los siguientes capítulos.

Juzgar en base a 80 minutos puede ser precipitado, sobre todo si el juicio no es demasiado bueno. Desde luego no queremos desanimar a nadie, en especial si es amante del género de espías. The Enemy Within tiene fallos, sí, pero también mucho margen de mejora. Y a Jennifer Carpenter.

Creada por: Ken Woodruff.

Reparto: Jennifer Carpenter, Morris Chestnut, Raza Jaffrey, Cassandra Freeman, Kelli Garner, Noah Mills, Coral Peña, Sophia Gennusa, James Carpinello.

Temporadas:1 (en curso, 13 capítulos).

Duración por capitulo: 40 minutos.

Estreno: 8 de abril.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here