¿Ha bajado el ritmo American Gods?

La segunda temporada de American Gods ha llegado a su fin tras el capítulo 8. Antes de entrar en lo que ha sido el final, debemos de destacar que la serie ha ido bajando según ha ido avanzando. Esto es algo que notamos desde el segundo capítulo y que ya hemos comentado. La sorpresa de la primera temporada fue precisamente su final por todo lo alto, y esta destaca por su comienzo. Según ha ido avanzando, hemos tenido un valle del que le ha costado salir. En los últimos dos capítulos consigue recomponerse tirando de epicidad, pero no lo soluciona.

Al final de temporada vemos como todo queda por decidir. Vemos la desaparición de personajes importantes y muchas cosas en el aire, siendo la principal el origen de Sombra. Sin embargo, a pesar de todos estos elementos, el final sabe a poco.

American Gods

¿Pierde la estética que la caracterizaba?

La pregunta que nos hacemos es el por qué. Siendo una serie basada en una novela (una adaptación que coge solo lo que le interesa, también hay que decir), es una fórmula que no suele fallar. Tenemos grandes ejemplos y el más claro de ellos el de la aclamada Juego de tronos. Sin embargo, quizás el problema de American Gods reside en su lento avance. La primera temporada apenas es un tercio de la novela, y la segunda termina sobre la mitad. Al final la serie tiene poco de donde tirar con un ritmo tan lento, y esto se nota. Un ejemplo muy claro que ya vimos en la gran pantalla es la adaptación de El Hobbit. Tres películas a partir de un libro que hicieron largas y espesas.

Quitando la parte de la adaptación, la serie ha avanzado y confirmado una tercera temporada. Lo que quizás deberían plantearse es darle un nuevo ritmo. No me entendáis mal, la serie sigue siendo buena, pero ha perdido parte de esa estética y ese tono tan puro que la caracterizaba, una lástima. 

Dirección: Bryan Fuller (creador), Michael Green (creador), David Slade, Adam Kane,Vincenzo Natali, Floria Sigismondi, Craig Zobel, Chris Byrne.

Reparto: Ricky Whittle, Ian McShane, Emily Browning, Pablo Schreiber, Bruce Langley,Yetide Badaki, Jonathan Tucker, Gillian Anderson, Demore Barnes, Dane Cook,Cloris Leachman, Peter Stormare, Crispin Glover.

Duración (capítulo): 60 minutos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here