En busca de redención

Tras sufrir una sobredosis con apenas 22 años, Thomas decide ingresar en una comunidad para rehabilitarse. Se trata de un retiro espiritual donde varios jóvenes con el mismo problema se apoyan en el trabajo manual y la religión para dejar su adicción. Thomas se esforzará por ser El creyente que se espera que sea, pero el camino está lejos de ser sencillo.

La Prière es una producción francesa que se estrena en España el próximo 7 de Junio bajo el nombre de El Creyente. La superación de la dependencia a través de la religión y la espiritualidad es un tema interesante, y la interpretación del protagonista es excelente. Y sin embargo, en ocasiones falla al enganchar, pues el guion llega a ser demasiado plano.

Póster de la película francesa El Creyente (La Priêre).

Normas, apoyo y religión

Nada de medicinas, alcohol, drogas o mujeres. Nada de contacto con el exterior pero siempre en compañía en el interior. Y mucha sinceridad, trabajo y oración. Las reglas de la comunidad de las cercanías de Grenoble no son demasiadas, pero cumplirlas es muy difícil para Thomas. Él no encaja allí, y su sufrimiento se acrecienta con los días, hasta que explota y decide marcharse.

Es entonces cuando conoce a Sybille, una joven del pueblo cercano. Ella ha visto a muchos jóvenes como Thomas pasar por allí, no soportar la dureza del santuario y marcharse sólo para encontrar un mal final. Al final convence a Thomas para que aguante en el monasterio, y poco a poco, a pesar de las duras pruebas, la vida del joven comienza a mejorar. Pero… ¿Es por la religión o por que se ha enamorado?

La religión y la amistad son claves en El Creyente, donde destacan Anthony Bajon y los paisajes.

Actuación sobresaliente, el guion no tanto

Llega incluso un punto en el que El Creyente puede parecer más un reportaje sobre el retiro espiritual que un drama.

Triste, con abstinencia, furioso, enamorándose, desesperado, roto… son solo ejemplos de los registros de Anthony Bajon como Thomas en El Creyente. Su premio al mejor actor en la Berlinale 2018 está justificado. El personaje principal lleva todo el peso de la película, y junto con los asombrosos parajes montañosos, es con mucho lo mejor de ella.

Pero si Bajon es la cara de la película, el guion es la cruz. El comienzo es bueno, pero con el paso de los minutos se vuelve plano y predecible. Llega incluso un punto en el que El Creyente puede parecer más un reportaje sobre el retiro espiritual que un drama. Y si bien esto no deja de tener interés, los acontecimientos, incluso los más dramáticos, ocurren lentamente y se ven venir desde demasiado lejos.

En resumen, El Creyente toca una amalgama de temas muy interesantes como adicción, amistad, amor y voluntad; y la relación de la religión y la espiritualidad con ellos. Además nos permite descubrir a Anthony Bajon. Pero por otra parte, trae una historia demasiado simple y predecible.

Dirección: Cédric Kahn.

Reparto: Anthony Bajon, Damien Chapelle, Àlex Brendemühl, Louise Grinberg, Hanna Schygulla, Antoine Amblard, Colin Bates, Magne Håvard Brekke, Davide Campagna, Maïté Maillé.

Duración: 107 minutos.

Estreno: 7 de Junio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here