Movistar+ no deja de sorprendernos con sus estrenos. La última serie original que ha presentado ha sido Hierro, un thriller policíaco que consta de 8 capítulos de tan solo 50 minutos de duración. Pero, por suerte para los amantes de este género, no se trata del típico thriller policíaco, y ahí es donde está el acierto de esta última ficción de Movistar.

La jueza Candela Montes (Candela Peña) es delegada a la isla del Hierro para ejercer allí su labor. Justo a su llegada se comete un crímen, Fran, un joven que estaba a punto de casarse ha aparecido muerto en el mar. Pese a ser nueva isla será la jueza encargada de resolver este caso. Paralelamente a esta investigación oficial también hará su propia búsqueda Díaz (Darío Grandinetti), el principal sospechoso y suegro de la víctima.

El hilo principal será la tensión entre ambos personajes, que no pueden ser más opuestos.  Eso sí, aunque cada uno a su forma y por motivos diferentes, ambos quieren encontrar al asesino cuanto antes. La isla es un lugar pequeño, donde todo el mundo se conoce y los roces serán constantes.

Hierro es un thriller adictivo, engancha y entretiene a partes iguales.

La serie es una propuesta muy interesante por parte de Movistar con muchos buenos matices a los que merece la pena prestar atención. El más evidente es, por supuesto, el papel protagonista a manos de una mujer, ¡y qué mujer!. Candela Peña es LA MUJER y ella lógicamente es la serie, no hay más. Cada vez estamos más pendientes de la presencia o ausencia de mujeres en las series que se estrenan, y no es para menos.

Candela es la mujer perfecta

Lo mejor de Hierro es que, el hecho de que una mujer sea la protagonista no es forzado ni es a base de tópicos. Candela Peña interpreta el papel de una jueza valiente, descarada, sin miedo a enfrentarse a quien haga falta y tan fuerte como vulnerable en según qué momentos. Lo que viene siendo una mujer real. Además, después de ocho capítulos nos queda claro que Candela Peña era la mujer perfecta para este papel.

Tampoco se queda atrás Darío Grandinetti, que se convierte en el antagonista adecuado para este thriller. Las escenas de ambos juntos están llenas de fuerza y te dejan con ganas de verles más. Cada uno con sus formas, pero con un objetivo común: encontrar al asesino que tantos quebraderos de cabeza les está trayendo a ambos.

Otra gran apuesta de Movistar

Hierro es un thriller adictivo, engancha y entretiene a partes iguales. Cuando termina quieres más porque quieres saber quién es el asesino, quieres conocer los miedos de Candela y qué pasa en una isla tan pequeña pero con tantos secretos como es El Hierro.

Una serie que no es demasiado previsible, porque siempre te da algo más de lo que te esperas; tiene un sello propio que hace que sea una serie muy bien hecha. Otra cosa también evidente es la fotografía, nada sorprendente en una isla tan bonita como es El Hierro. Los paisajes de contraste entre el mar y la montaña hacen que la isla sea casi un personaje más, tan importante para el desarrollo como el resto de elementos. Sin duda han sabido aprovechar muy bien las localizaciones con las que contaban.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here