La quinta temporada no dio el nivel

Ya ha pasado un tiempo desde la salida en Netflix de la quinta temporada de Black Mirror, (Black Mirror 5) y la sensación es que no se ha hablado demasiado de ella. Eso en sí mismo es ya una señal de que la última temporada de la serie distópica de Charlie Brooker no ha sido memorable. ¿Por qué ha sucedido esto? Casi dos meses después, intentaré explicarlo. Ojo porque más adelante aparecen SPOILERS de la quinta temporada.

Lo primero que chocó, y quizá decepcionó, fue la extensión: únicamente tres episodios. Esto no es insólito en Black Mirror, pues la primera tuvo tres capítulos y la segunda cuatro. Sin embargo, la tercera y cuarta tuvieron seis cada una. La vuelta a tres entregas no era prometedora, pero los fans estábamos dispuestos a perdonarlo si la calidad era la adecuada. Desgraciadamente, esto no ha sido así. Hace poco expuse mi ranking de los episodios hasta entonces, y debo decir que  ninguno de los tres de la quinta entraría en mi Top 10.

La quinta temporada de Black Mirror se estrenó el pasado 5 de Julio.

Striking Vipers

La historia de los dos amigos que acaban envueltos en una complicada relación basada en tener sexo en un videojuego de lucha es el mejor episodio de esta entrega, y un buen episodio en general. Es cierto que el guion carece del final sorpresivo que caracteriza a Black Mirror, pero la idea que trae es innovadora y próxima a la actualidad. El enfoque de la complejidad de las relaciones interpersonales y del papel del mundo virtual en la sociedad es muy interesante. Además, siempre nos gusta ver a nuestro querido Falcon (Anthony Mackie). Lo situaría entre el puesto 10 y 12.

Black Mirror
Striking Vipers narra la historia de dos amigos que empiezan a tener encuentros sexuales en un videojuego.

Añicos

La entrega sobre el secuestro de un empleado de una red social para lograr hablar con lo que sería el “Mark Zuckerberg” de la misma no es un buen episodio. Es el peor de los tres de esta temporada y probablemente uno de los peores de la serie. Trata de concienciar a los espectadores sobre un problema grave, pero por alguna razón no logra generar la tensión necesaria. A veces recuerda a una de esas películas perezosas de domingo por la tarde, probablemente porque, salvo una pequeña revelación, todos sabemos qué va a hacer o no hacer el secuestrador con su rehén. Ocuparía una de las últimas posiciones de mi ranking.

Black Mirror
Añicos es un episodio basado en el secuestro de un empleado de una red social con el fin de hablar con el creador de la misma.

Rachel, Jack y Ashley Too

Parece claro que el episodio de Miley Cyrus es una crítica a su propio pasado, donde se la encasilla en su papel de Hannah Montana, sin dejarla evolucionar. Si se tiene en mente esta especie de exposición autobiográfica de la actriz, el episodio mejora. Fuera de eso la historia es demasiado sencilla y juvenil para lo que nos tiene acostumbrados Black Mirror. Por ello, todo se reduce al nivel de empatía que uno pueda desarrollar con la artista, lo cual complica su evaluación. En mi caso, lo situaría alrededor del puesto 15.

El episodio sobre Ashley O, protagonizado por Miley Cyrus, tiene toques autobiográficos.

Como conclusión, se puede decir que la quinta temporada de Black Mirror es entretenida y puede hacer pensar, como toda la serie, pero en su conjunto está lejos de ser la mejor. Mi opinión es que no alcanza el nivel de temporadas anteriores. Aunque los temas son controvertidos, los guiones son de los más flojos; el tono general no es tan oscuro como promete el “Black” del nombre de la serie; y los finales no traen el impacto que hemos visto otras veces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here