Sesión salvaje de historia

Una tarde de viernes o sábado en una década ya lejana. No hay internet para ver películas bajo demanda en casa, y la televisión sólo tiene un puñado de canales. Así que el plan está claro: cola en la puerta del cine, con palomitas y bebida, listos para la sesión doble. Allí se pasan las horas, entre unas proyecciones que no pueden verse en otro lugar. Es toda una Sesión salvaje.

Desde el festival de Sitges nos llega este documental dirigido por Paco Limón y Julio César Sánchez. Sesión Salvaje hace un recorrido por el cine de explotación español entre los 60 y 80. Lo hace de una manera clara y directa, sin tapujos, mostrando imágenes de sexo, violencia y gore de un centenar de películas diferentes. Analiza el significado y sentido de dicho cine contextualizando y explicando su razón de ser. Y lo más importante, lo hace a través de sus protagonistas: actores, directores y productores.

Documental con tintes de homenaje

El cine de explotación es para muchos un gran desconocido que tal vez no ha sido valorado como se merece. Sesión salvaje trata sobre todo de que lo segundo no suceda, dando importancia a un gran número de cineastas y producciones de las décadas de los 60, 70 y 80. Recopila una larga serie de imágenes de películas realizadas con poco presupuesto pero con mucho sentido y desmesurada creatividad.

El recorrido en el tiempo se realiza a través de entrevistas con actores, directores y productores de la época que van explicando la historia del cine español de género. Mientras se muestran escenas de las películas mencionadas, se tratan temas como la comparativa con otros países, la aparición de la violencia, la censura o el destape. Aborda la nostalgia de elementos como una sesión doble de cine o acudir a un videoclub para acabar conectando con una reflexión sobre la realidad actual del cine.

Álex de la Iglesia es una de las figuras destacadas de Sesión salvaje.

Didáctico pero abrumador

La revisión cinematográfica que se lleva a cabo Sesión salvaje es realmente exhaustiva y detallada, nombran una gran cantidad de personalidades y producciones. Aquellos que sean aficionados y conocedores del cine de explotación probablemente se pasarán el documental comentando las películas que aparecen y lo que supusieron para ellos.

Para aquellos que no lo sean, es una buena manera de conocer una serie de referentes, pero solo si están dispuestos a recibir una enorme cantidad de información de pasada. Sesión salvaje es, si no para expertos, al menos para conocedores. Avanza deprisa, asumiendo que el observador sabe de qué se está hablando. Aquellos que no estén en esta situación es posible que se sientan abrumados y que tengan que recurrir a unas cuantas visitas a internet.

En resumen, Sesión salvaje es un documental que da visibilidad al cine de explotación y trata de darle valor. Implica a una gran cantidad de figuras cinematográficas, lo cual lo dota de un interés extra; por si las impactantes imágenes de una retahíla de películas que supusieron (en mayor o menor medida) una revolución no fuese suficiente.

Dirección: Paco Limón, Julio César Sánchez.

Reparto: Adrián García Bogliano, Álex de la Iglesia, Álvaro de Luna, Antonio Mayans, Carlo De Marchis, Carmen Carrión, Diego San José, Emilio Linder, Enrique López Lavigne, Esperanza Roy, Eugenio Martín, Fernando Esteso, Fernando Guillén Cuervo, Javier Aguirre, Jorge Grau, José Lifante, Lone Faerch, Loreta Tovar, Mariano Ozores, Miguel Ángel Vivas, Nacho Vigalondo, Paco Cabezas, Simón Andreu.

Género: Documental.

Duración: 84 minutos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here