BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

¡Vuelve Merlí!

En 2015 se estrenó en TV3 Merlí y el éxito fue tal que la serie tuvo tres temporadas que puedes ver en Netflix. La serie enseguida se convirtió en una de esas series que marcan a toda una generación de adolescentes.

Merlí cuenta con todos los ingredientes necesarios para cautivar a un público joven: trata temas importantes, necesarios y actuales de una forma cercana y real, evitando los tabúes y sin edulcorar; tiene personajes bien construidos con los que cualquiera se puede sentir identificado y sus tramas son lo suficientemente buenas como para querer ver todos los episodios seguidos.

Pero sin duda, de todos los personajes que se nos presentan en las tres temporadas de Merlí, el de Pol Rubio fue uno de los más populares. Es por eso que un año después del final de la serie, Movistar+ estrena el 5 de diciembre un esperado spin off titulado Merlí Sapere Aude en el que este personaje será el absoluto protagonista.

Después de un triste final en las anteriores temporadas, en Merlí Sapere Aude veremos cómo fue el paso a la Universidad de Pol Rubio, quien por fin decidirá estudiar Filosofía gracias a la influencia de su profesor -y amigo- Merlí. Junto a él, podremos ver también la evolución de su relación con Bruno y conoceremos a otros muchos personajes que le acompañarán en su paso por la Universidad: Rai (Pablo Capuz), Minerva (Azul Fernández), Oti (Claudia Vega), Biel (Pere Vallribera) y la profesora Bolaño (María Pujalte).

Nuevos personajes, nuevas aventuras

Merlí Sapere Aude, además de estar escrita por Héctor Lozano y dirigida por Menna Fité, cuenta con el mismo equipo creativo y técnico de las temporadas de Merlí, lo que ha garantizado que el sello original siga intacto. Y esto se nota, al menos en los primeros episodios que he podido ver. Merlí Sapere Aude tiene un tono mucho más maduro pero la esencia original de la serie y, sobre todo, de Merlí, siguen ahí.

Pol deja atrás la adolescencia y el instituto para meterse de lleno en la vida Universitaria, lo que supone un enorme cambio. La carrera de Filosofía es mucho más dura de lo que él pensaba pero tiene claro que es su vocación. Allí conocerá a Rai, Biel, Oti y Minerva, con los que vivirá nuevas aventuras. Además, también se pondrá en su camino María Bolaño, una profesora diferente que le hará recordar por qué le gusta tanto la filosofía. Y, por supuesto, seguiremos viendo a Bruno, quien ha comenzado la carrera de Historia y sigue enamorado de Pol.

Un spin-off arriesgado

Hacer un spin-off de una serie como Merlí es arriesgado, y más si se hace de un personaje tan querido como el de Pol. Todo el mundo quiere saber más de él, qué pasó después, cómo fue su relación con Bruno… pero también está el «miedo» a que las cosas se hagan mal y se estropee por completo todo lo que pasó en Merlí. Sin embargo, sin haber visto la serie al completo, se puede intuir que Merlí Sapere Aude es una serie que funciona. Está claro que hay un cambio enorme pero sigue teniendo lo necesario para gustar a los seguidores de la serie e incluso para atraer a un público nuevo.

Pol sigue siendo un personaje muy bien construido, con una enorme evolución y que todavía tiene mucho que contar. El mismo de siempre, tan carismático y canalla como el primer día, con esa personalidad que tanto gustó a los espectadores. Y aunque se echará de menos a los personajes «originales» los nuevos parecen también bastante interesantes, con buenas historias que contar y nuevas tramas a las que engancharse. Y todo ello, eso sí, sin pretender sustituir a ninguno de los personajes anteriores, algo que se agradece porque te permite disfrutar de todo lo nuevo sin tener que estar haciendo comparaciones absurdas.

Historias del día a día

La incorporación de María Pujalte es un plus añadido a este spin-off, su personaje, gracias a su interpretación, añaden ese toque de humor y dura realidad que hace que Merlí Sapere Aude sea tan auténtica. La esencia de Merlí sigue viva en este personaje pero sin querer imitarle. Por supuesto, Carlos Cuevas sigue siendo el perfecto Pol Rubio para un spin off que parece estar a la altura de lo esperado. El resto del reparto no se queda tampoco atrás: actores que no son demasiado conocidos pero que tienen el talento suficiente como para hacer más atractiva a Merlí Sapere Aude. Este spin-off nos recuerda por qué nos cautivó tanto el personaje de Pol así como su relación con Bruno.

Héctor Lozano sigue apostando en Merlí Sapere Aude por la naturalidad y las historias del día a día. De momento, tengo toda mi confianza puesta en este spin off que tantas ganas tenía de disfrutar. Se intuye una buena serie así que espero que siga así y que no defraude a su exigente público.

1 Comentario

  1. Para la fecha actual, ya se sabe que Bruno no estará en la segunda temporada. Me parece una decisión muy peligrosa y arriesgada, ya que como todos los fans de Merlí sabemos, Pol sin Bruno no es Pol. Haberle dicho que «nunca había estado enamorado» en el capítulo 1×08 me pareció una enorme contradicción, puesto que en la serie original se nos mostró prácticamente lo contrario. Es normal que entre ellos haya épocas de distanciamiento, teniendo en cuenta que ocurren máximo 7 años para que estén juntos (aunque para entonces ya pueden haber estado viviendo varios años juntos) Pero habría estado genial que Bruno tuviera más protagonismo y poder ver el desenlace de ambas vidas, por muy separadas que estuvieran en ciertos momentos. El personaje de Ángel, por ejemplo, siendo un tercero, tuvo una evolución y carisma mayor al de Oti y Biel, que eran secundarios. Esperamos ver a David Solans pronto, haciendo sufrir a Pol en celos, por todos los agravios y rechazos que sufrió Bergeron en la primera temporada, donde parecía un perro faldero hambriento por un abrazo de Pol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here