La ingenuidad es lo que hace interesante al cine

Hay películas que se disfrutan mucho más cuando no sabes nada de ellas. Cuándo cada secuencia no te recuerda a ningún tráiler. Es mucho más bonito llevarse la sorpresa una vez que estás sentado en la butaca. Y más aún cuándo esa película crees que no te va a gustar o que simplemente, crees que no es tú tipo de cine. Esto justo es lo que me ha pasado a mí con Moira. Una película que no creía que me fuera a entretener. Qué grata sorpresa me he llevado.

Una historia que atraviesa lo más hondo de tu corazón

La película empieza como muchas otras grandes obras del ámbito audiovisual. Con una fiesta. Un festejo que acaba muy mal para el padre de familia puesto que sufre un pequeño infarto tras recibir una misteriosa llamada. Todo esto se complica cuando su anterior vida en Argentina y la nueva en España se entrecruzan y hará que se desvelen secretos ocultos que quizás debieron mantenerse escondido.

La dictadura argentina y los secretos familiares son el punto fuerte en este film en el que las interacciones humanas son las más atractivas de ver mediante diálogos muy bien construidos e ingeniosos y unas interpretaciones de lujo, logrando así un diamante en bruto. Pero vamos por partes.

La dirección de Daniel Lovecchio en Moira es simplemente sublime. Siendo su primera película es algo que dice mucho de él como cineasta, plasmando el corazón y el amor por este arte en cada plano y en cada secuencia en la que él interviene. Porque sí, él es el padre de familia y el eje central de toda la trama. Es muy complicado hacerlo pero hacerlo tan bien es como para aplaudir hasta que te sangren las manos.

Alma, espíritu y unas ganas de comerse la pantalla son los ingredientes perfectos para un drama que respira la dictadura argentina tan bien que parece que vivimos dentro de ella. Se vive la angustia y la desesperación y eso es algo que el director ha sabido contar a las mil maravillas.

El guion es la parte central de todo esto pero no la más importante. La estructura y el diálogo están muy bien guiados y escritos a dos manos pero se siente, en muchas secuencias, como si gran parte fuera improvisada por los propios actores. Se ve tan real que es imposible que no haya mucha improvisación y eso para mí sí que es lo más importante en la película. Porque justamente esto, es lo que hace que toda esa atmósfera creada se vea y se sienta tan real.

 

Malena Alterio es de lo mejor que verás este año

El reparto cuenta en su mayoría (por no decir todos) con gente que aún no ha sido descubierta, resaltando la imagen de Malena Alterio que está de lujo y para mí, es de lo mejor de la película. Deja huella, te crees su papel y para nada notas que su acento argentino sea forzado, es más, la queda de lujo.

La verdad es que Malena es una actriz con la que siempre puedes contar para cualquier cosa y saber que dará buen resultado. El resto de intérpretes dan a sus personajes matices muy personales, se creen su papel y eso se proyecta fuera de la pantalla. Te ríes, sufres y vives con ellos de una manera que pocas películas me han hecho sentir. El único pero que le pongo es el personaje interpretado por Pury Estalayo, sinceramente, me parece muy arrogante y una persona a la que puedes llegar a odiar, la verdad es que no ayuda nada a la trama.

La fotografía es una de las partes más importantes ya que es la encargada de servirte en bandeja todo lo que la película quiere contar y es simplemente maravillosa a nivel visual y una locura a nivel técnico. Se nota mucho el trabajo detrás de cámaras y la unión con la dirección técnica porque es prácticamente una adaptación fiel de una gran idea salida de una mente joven a la que no hay que perder la pista en el futuro.

Moira nos muestra la vida de una familia con vaivenes, pero familia al fin y al cabo. Una que no se destruye, que tan solo se transforma, como si de energía se tratase. Otorgando mucha importancia a lo que significó la dictadura argentina pero sobretodo, a las relaciones humanas y al interior de una persona, viajando hasta lo más profundo de su alma. Una propuesta muy interesante, llena de un estilo visual increíble y con unas interpretaciones que calarán hasta lo más hondo. Moira es una de las sorpresas ésta temporada sin duda alguna.

Dirección: Daniel Lovecchio.

Reparto: Daniel Lovecchio, Nerea Lovecchio, Malena Alterio, Luciano Ciaglia, Pury Estalayo, Víctor Vidal.

Duración: 92 minutos.

Género: Drama.

Fecha de estreno: 13 de diciembre de 2019.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here