Terrence Malick viaja hacia los Oscar con Vida Oculta

Terrence Malick regresa este año 2020 con una de sus películas más íntimas hasta la fecha y dispuesta a competir por los próximos Oscar del año que viene. Con el particular estilo del director, nos llega esta película ubicada en la segunda guerra mundial que cuenta con tres horas en su metraje. ¿Se hace pesada? ¿Merece la pena? Vamos a hablar de Vida oculta.

La historia se centra en Franz y Fani Jägerstätter, una feliz pareja que vive con sus hijas en una granja alpina en Austria. El problema nace cuando estalla la segunda guerra mundial y todos los hombres comienzan a respaldar el nazismo, dejando de lado a aquellos que no defienden la causa de Hitler. Franz, el único que se resiste ante las amenazas nazis, provocará una serie de repercusiones en su vida, con las que tendrá que vivir él y el resto de su familia. Un drama caracterizado por la belleza de un amor que traspasa la guerra y todo el castigo que origina el no seguir a un movimiento caracterizado por sus brutales crímenes.

El temor y el castigo del ser humano

El director tiene una visión y una manera de hacer cine agregada al denominado cine de culto. O lo amas o lo odias, con Malick no hay punto intermedio. La espectacularidad visual de Vida Oculta trasciende la pantalla, te lleva a vivir a Austria, a pasear por esas laderas en las que aún se puede oler el fresco verde y te lleva a sentir en tus propias carnes el desprecio por no seguir al nazismo hasta el final, por no ser lo que todo el mundo quiere que seas.

La cinta te muestra la injusticia, la desesperación y todo el horror que vivió el mundo durante esos años de tortura. Malick refleja a la perfección el temor y el castigo del ser humano contra el propio ser humano. La idea de este legendario director es sencilla: Nosotros somos nuestro propio enemigo.

El guion está escrito de forma única, con muy pocos diálogos a lo largo de todo el metraje. El ritmo narrativo se rige por la voz en off de Franz y Fani, la joven pareja que vivió en sus carnes todo ese horror que queda patente en cada palabra dicha o simplemente, callada por el terror. Porque esto es la principal palabra con la que nos moveremos por toda la película: El terror a ser quién eres.

Con tres horas de metraje en su haber, la historia narrada por el propio director se sienta a veces un poco pesada pero sí es cierto, que los momentos de pausa y las secuencias tan largas adornan la cinta de una manera bella hasta finalmente darnos cuenta, que todo era necesario.

Interpretaciones que dejarán huella

El elenco principal formado por los actores August Diehl (Franz) y Valerie Pachner (Fani) están de lujo, enviándonos una química que traspasa la pantalla y nos lleva a sentir cada lágrima derramada y cada situación en contra que se le pone por delante a cualquiera de ellos. Una fábula muy bonita de la película es hacernos sentir que el amor verdadero puede con cualquier guerra, con cualquier circunstancia. Ante todo, es una película bella vestida de miedo. Estos jóvenes actores entregan su alma por la cinta, haciendo que la dirección de Malick sea portentosa y sin duda alguna, uno de sus mayores logros.

La fotografía es caso aparte en Vida Oculta, increíble el trabajo realizado por Jörg Widmer en todo momento, sabiendo proyectar cada rincón de cualquiera de los lugares en dónde se encuentren los protagonistas. Sabe muy bien cómo llevar el interior de la cabeza de Malick a la vida y eso demuestra una conexión laboral muy complicada de lograr. Sin efectos digitales en su haber, jugando con metraje real de la segunda guerra mundial y localizaciones que te quitan el hipo, han conseguido una película elegante y práctica.

En líneas generales, Terrence Malick nos presenta una propuesta cargada de amor y belleza con el adorno del horror humano vivido durante el mandato de Hitler y mostrándonos el peor lado del ser humano. Con una música muy potente y una fotografía de infarto, Vida Oculta es una buena elección si quieres aprender a valorar la vida y el amor que podría existir entre nosotros, de descubrir que a veces, el amor puede con todo.

Director: Terrence Malick.

Reparto: August Diehl, Valerie Pachner, Matthias Schoenaerts, Michael Nyqvist.

Género: Drama. Basado en hechos reales.

Duración: 180 minutos

Fecha de estreno: 7 de febrero de 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here