BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Vivarium, terriblemente claustrofóbica

Lorcan Finnegan vuelve con su segundo largometraje de Vivarium. Lorcan es un director muy joven pero con las ideas muy claras y a pesar de lo perturbadora que puede ser una propuesta como Vivarium, es una película con un gran mensaje detrás. Después de Without Name, el director pierde todo el miedo y vuelve a explorar las ideas pendientes que plantó en su corto Foxes.

¿De dónde viene la idea de Vivarium?

Lorcan Finnegan: Bueno… Originalmente Garret Shanley y yo hicimos un corto en 2011 llamado Foxes, una historia supernatural. Las ideas y los temas (de Vivarium) eran cubrir, y explorar lo propuesto en Foxes, pensando en qué es lo que la gente de 30 años puede tener realmente miedo. Que no son monstruos ni nada parecido. La ansiedad social es un problema grave. Ansiedad por comprar una casa, establecerse, la posibilidad de que esos grandes sueños no se vayan a cumplir nunca y terminar atrapado en un lugar extraño sin amigos. Empezamos con eso y vimos un documental sobre el ciclo de la vida de los cucos, que es realmente raro ya que son parásitos y todo eso nos encajó para hacer una película.

¿Cómo aborda el desafío de plantear en la película la problemática de la maternidad?

Lorcan Finnegan: Es interesante porque mucha gente siente que por el hecho de ser una pareja de hombre y mujer deben tener un hijo, aquí el hijo es inhumano y representar el forzarlos a algo que no están preparados.

El niño representa una presión adicional en su relación cuando ya están forzados a vivir en ese lugar. Una de las razones de ello es para aplicar aún más presión a ellos dos y establecerlos como la familia tipo de una urbanización: Madre, padre e hijo. La gente que les retiene les da todo lo que ellos creen que los humanos quieren. Una casa, un bonito jardín… es todo lo que creen que es normal solo que no lo es para nada.

Photo: © Verónica Dávila

Lorcan Finnegan: «El capitalismo nos absorbe»

¿El personaje de Martin (Jonathan Aris) llegó a tener una profundidad más larga en el tiempo?

L.F: No, era más o menos el mismo. Quizás alguna de sus escenas eran más largas y sus diálogos también pero en la versión final quedó como nos gustaba y menos mal (risas). Es difícil ya que es un personaje muy disfrutable y esa clase de humor extraño desarmaba mucho a la audiencia. Quien sabe, podría tener un spin off en televisión (risas).

¿Pero les gustaría explorar más o incluso hacer una secuela explorando más acerca de estas cosas-cuco?

Lorcan Finnegan: No realmente. Ya hecho dos películas explorando esta temática y creo que ha hecho suficiente. Otra persona podría retomarlo.

Esta película parece dar un mensaje importante sobre la alienación y la pérdida de la identidad individual. ¿Te ha parecido que estabas escribiendo sobre la gran amenaza de la generación presente?

L.F: Sí, hoy en día la gente no conoce a sus vecinos y los espacios naturales se están perdiendo. Todas los lugares terminan pareciendo lo mismo, en cada ciudad del mundo hay Starbucks, H & M’s, Zara… esas cosas. El capitalismo nos absorbe. Podemos pedirlo que sea por internet y Amazon nos lo entrega… en el fondo es la muerte de la comunidad como tal en la sociedad.

Lorcan Finnegan: «Imogen Poots y Jesse Eisenberg son muy creativos»

¿El color verdoso de la urbanización es un elemento consciente? Ya que habitualmente se asocia con la esperanza.

L.F: También es el color del veneno. En la naturaleza vemos el color verde y te puede recordar a la vida y la exuberancia, pero fuera de la naturaleza, el color es algo tóxico. Esa es la idea.

¿Cómo fue el proceso de casting y trabajar con Imogen Poots y Jesse Eisenberg?

Lorcan Finnegan: Son geniales. Ya se conocían de antes de trabajar juntos y la verdad que fueron muy divertidos. La película es muy oscura pero nos lo pasamos muy bien juntos, todo el rato bromeando. Los dos son muy creativos y ha sido un verdadero honor trabajar con ellos.

Al final la película plantea el debate de la muerte y el futuro que dejamos. ¿Qué mensaje quieres dejas ahi?

LF: Buena pregunta. La joven al comienzo de la película representa la oportunidad de cambiar el futuro, el no conformarnos con la vida tal y como son. Que el tiempo pase día tras día, pagues hipotecas y mueras. Son posibilidades. Pero esa niña representa la esperanza para mi.

Lorcan Finnegan: «Los bucles temporales y espaciales están inspirados en la ciencia ficción de lo 60 y 70»

¿Costó mucho encontrar al niño?

LF: Sí, vimos un montón de niños. Estaba escrito como de siete años ya que esa es la edad de la razón porque es cuando los niños empiezan a plantearse cosas y a madurar por lo que hacía falta alguien tan joven. La verdad que Senan Jennings fue el primero que nos mandó la cinta de la audición, era genial, pero seguimos viendo más. Al final lo elegimos porque era el que realmente parecía tener un poco de todos, de Jonathan Aris, de Einna (Hardwicke) y por supuesto un algo de sus «padres».

Me gustaría saber un poco más de ese «mundo debajo de la casa» donde todas las parejas terminan haciendo exactamente las mismas dinámicas.

LF: Está abierto a interpretaciones, pero para mi significa que no están solos en la urbanización. Hay gente en cada casa pero vibran a diferentes frecuencias como en la física cuántica y no pueden verse. Cuando entran en ese mundo es como cuando tienes un elemento extraño en tu cuerpo y este hace de todo para intentar expulsarlo. Por eso van de una casa a otra intentando encontrar su salida adecuada. Es un poco abstracto, si.

¿Qué influencias tienes para esta película?

LF: Mmm… Siempre es difícil decir cosas concretas ya que uno ve mucho cine…. Safe de Todd Haynes con Julianne Moore, que habla de esa sociedad hiperconsumista que hace enfermar a la gente… El único supervivienteThe Cube, para la secuencia final, por supuesto… La mujer de la arena, de Teshigahara es bastante similar sobre esa angustia existencial. Carretera perdida… También me he basado en una gran cantidad de pintores y artistas para la fotografía.

En el fondo todos los bucles temporales y espaciales están inspirados en la ciencia ficción de lo 60 y 70 donde los personajes pasan a un estado de fuga y las distancias son irrelevantes. Es una película surrealista y necesitábamos atrapar a los personajes dentro por lo que no es necesitemos una cerradura física. Y sobre los bucles temporales, es como en el folklore irlandés donde la gente desaparece en el mundo de las hadas y cuando regresan han pasado años sin darse cuenta.

Vivarium se estrena el 8 de abril de mano de AContracorriente Films en la Sala Virtual de Cine que han puesto en marcha para que podáis ver películas de estreno desde casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here