BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

«Mi padre era nadador olímpico y no quería que yo compitiera y estudiará» 

Con apenas 16 años Jennifer Miranda empezó a hacer kick boxing. Ella quería estudiar la licenciatura de Educación Física pero no le llegaba la nota. Uno de sus compañeros de gimnasio le dijo que sí se preparaba y ganaba el campeonato de España podía entrar en la facultad que quisiera con tan solo un 5 gracias a las plazas especiales para deportistas.

Entonces, sin apenas saber de boxeo, en un mes se preparó «es cierto no lo hacía bien, es imposible en un mes aprender toda la técnica». Obtuvo la victoria gracias a que estuvo un poco por encima de su rival por su seguridad «y ya vino todo» decía. En esa competición los ojeadores vieron que podía mejorar y tendría algo para entrar en el equipo nacional femenino.

En la familia no estaban muy conformes ya que su padre era nadador olímpico «no quería que yo compitiera y estudiará, nunca me dejo mucho llegar a la competición». Pero, se lo vendió muy bien como nos decía Jennifer entre risas y le dejaron intentarlo «el boxeo olímpico no es como nos lo muestran en las películas, si hay algo de sangre lo cortan».

Jennifer sobre su lesión: «Nunca lo superas»

Jennifer entró en el equipo nacional para ir a los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. Pero para ella, era muy pronto «sin saber boxear ya estaba ganando internacionalmente». Sus juegos eran los de 2016, en Río de Janeiro, donde tuvo bastante tiempo para prepararse y en lo que dejó y perdió mucho.

«Estaba en mi mejor momento había ganado una competición a todas las número uno del mundo» pero, lamentablemente tuvo una lesión del ligamento cruzado en una concentración en Alemania. «Nunca lo superas» decía «quizás fue el golpe más duro que tuve en mi carrera deportiva».

A pesar de haber tenido otras lesiones o haber perdido campeonatos y medalla muy importantes es algo que le dejó marcada, «he ganado campeonatos hasta con la mano rota, pero he seguido». Y a pesar de haberse presentado a dos competiciones más en ese periodo y ganar una de ellas, se hundió y dejó el boxeo. Pero pensando en otras cosas y motivándose decidió hacer boxeo profesional «no quiero terminar mi carrera deportiva hundida».

Vemos una luchadora con un objetivo para retirarse del boxeo «hacer un título internacional». Este año iba a ir a los segundo clasificatorios para los Juegos Olímpicos de Tokio pero, tampoco ha podido ser ya que se han pospuesto debido al COVID-19 «hay cosas que parecen que no están para mi, pero no quiero pensarlo». De la mano de una profesional nos deja unos consejos para estar activos estos días:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here