BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Ronda el año 2002, todavía faltan seis años para que Saul Goodman se cruce on Walter White y se convierta en el abogado para todo de Heisenberg. Conocido como Jimmy McGill, durante estos años comenzaba a tejer la red de contactos que le llevaron a trabajar para el mayor narcotraficante de Nuevo México… Pero sus comienzos no fueron fáciles, ya lo vimos en la primera temporada (si no la habéis visto no se a que estáis esperando).

Vuelve Better Call Saul para rescatarnos de la monotonía.

Better Call Saul, que cuenta con un estilo propio y funciona como una serie única sin renunciar a los numerosos guiños a su predecesora, está protagonizada por Bob Odenkirk, que ya interpretó a Saul Goodman en Breaking Bad y a quien también hemos podido ver en Fargo o en Nebraska (también deberíais verla por cierto, maravillosa). Completan el reparto Jonathan Banks como Mike Ehrmantraut, principal socio de Saul en el futuro y Rhea Seehorn  como Kim Wexler, vieja conocida  (y algo más) de Saul.

Better Call Saul

Esta temporada retoma la historia poco después de donde lo dejó la anterior. Jimmy, gracias a su investigación en el caso de Sandpiper recibe una oferta de un bufete que quiere contratarlo. Pero Jimmy no tiene muy claro lo que quiere (y aquí es donde empezamos a ver asomar la patita al bueno de Saul). Tras volver de Cicero (final de la primera temporada), Jimmy está harto de ser el bueno de la historia al que todos toman por tonto y quiere volver a sus inicios, volver a ser él mismo. Esto da pie posiblemente a la mejor escena del episodio, en la que Jimmy demuestra a Kim lo bien que se le dan los trapicheos (no voy a contaros nada mas, ¡tenéis que verlo!). Mientras tanto Mike sigue con su trabajo en el parking y sus otros “trabajillos”. De estos negocios, conocemos a Nacho (Michael Mando), uno de los trabajadores de Tuco Salamanca que, para nuestro deleite, parece que va a tener más protagonismo este año.

Better Call Saul

Personalmente considero Better Call Saul una serie mucho más sólida que Breaking Bad. No me malinterpretéis, la historia de Walter White es fascinante, pero hay alguna temporada con demasiada paja. Esta serie juega con la ventaja de tener solamente 10 episodios por temporada, lo que no deja lugar para el relleno y le aporta muy buen ritmo. Si a esta fórmula le sumamos un protagonista carismático, simpático y que como todos los seres humanos se mueve en esa delgada línea entre lo moralmente correcto y lo que no lo es, el resultado que consiguen Vince Gilligan y Peter Gould es por lo menos sobresaliente.

Seguimos sin tener claro qué camino llevará a Jimmy McGill a convertirse en Saul Goodman, pero al menos yo pienso estar ahí semana tras semana para descubrirlo.

SG was here…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here