Aunque no haya dirigido tantas películas como otros directores, Guy Ritchie es uno de los grandes directores de nuestro tiempo. Ha sido capaz de construir un estilo propio al que es fiel en todas sus películas. Sus protagonistas son gánsters venidos a menos o héroes con serios problemas de adaptación que recorren los bajos fondos de la sociedad, dibujados a la perfección en sus películas con un alto grado de acidez y cinismo. Todo ello con un guión ágil e inteligente, que desprende rapidez gracias a las historias entrecruzadas con un buen reparto coral.

Desde que debutara en 1995 con el corto The Hard Case, el director británico no ha dejado de sorprender a público y crítica con cada nueva película que ha lanzado a la gran pantalla. Su primera película Lock & Stock (1998) se convirtió rápidamente en una obra de culto, consagrando a Guy Ritchie y su peculiar estilo: ingenioso y con historias que se entrelazan.

Pero fue su segunda película la que lo convirtió en una auténtica estrella. Y es que Snatch: Cerdos y diamantes (2000) es la obra maestra indiscutible de Guy Ritchie. Contiene todos los elementos característicos de su carrera combinados en una historia que pasa de la comedia negra al cine negro en cuestión de segundos, y que destaca por su potente guión y por un puñado de brillantes interpretaciones sometidas a los designios de Ritchie. El robo de un diamante desencadenará una serie de sucesos surrealistas que mantendrán al espectador pegado a la butaca con cada frase, con cada golpe, con cada disparo, con cada giro de guión. Benicio del Toro (Salvajes, Un día perfecto, Sicario), Rade Serbedzija (Shooter, Venganza 2), Stephen Graham (Boardwalk Empire, Enemigos públicos) o Jason Statham (Transporter, Homefront) son algunos de los encargados de poner cara a los alocados personajes de Snatch. Pero, sin duda, es Brad Pitt (Corazones de acero, El árbol de la vida) el que destaca por su interpretación del gitano Mickey O’Neil.

Después de su mayor éxito vinieron Barridos por la mares (2002), protagonizada por la ex mujer de Ritchie, la cantante Madonna, y Revolver (2005) con Ray Liotta (Uno de los nuestros, Mátalos suavemente) y Jason Statham. Películas que, aunque siendo fieles al estilo del británico, no despertaron tanto entusiasmo entre los seguidores de Ritchie, que vio como su imagen se tambaleaba.

Pero el fénix resurgió de sus cenizas en el año 2008 con una película que recuperaba el estilo de Lock & Stock y de Snatch, y que relanzó su carrera: RocknRolla. Gerard Butler (Un ciudadano ejemplar, Persiguiendo Mavericks), Thandie Newton (Crash, En busca de la felicidad), Idris Elba (Luther, Beasts of No Nation), Tom Hardy (El niño 44, Mad Max: Furia en la carretera) y Toby Kebbell (Prince of Persia: Las arenas del tiempo, The East), son los encargados de interpretar a los variopintos personajes de la película de Ritchie, que vuelve a ser un canto al cine negro.

Un año después llegó el resurgir de un personaje mítico: Sherlock Holmes. Guy Ritchie reconvirtió al personaje y a la sociedad del Londres victoriano. Una vuelta de tuerca que supuso un nuevo éxito para Ritchie, ya que seguramente es una de sus películas más cuidadas, y para los encargados de interpretar al excéntrico Sherlock Holmes y al doctor John Watson, Robert Downey Jr. (Kiss Kiss Bang Bang, Iron Man) y Jude Law (The Holiday, Contagio) respectivamente.

Tras su resurgir llegó la secuela de Sherlock Holmes de 2011 en la que Ritchie nos presentó al malvado profesor Moriarty, interpretado por Jared Harris (Fringe, El curioso caso de Benjamin Button); y en 2015 la Guerra Fría en Operación U.N.C.L.E. con Henry Cavill (El hombre de acero) y Armie Hammer (El llanero solitario) en el papel de dos espías, uno americano y otro ruso, que se ven obligados a trabajar juntos. Operación U.N.C.L.E. es una de las apuestas más arriegadas de Ritchie que aplica su estilo cinematográfico a las películas de espías, empapando de un estilo cañero al prototipo James Bond.

Ahora, Guy Ritchie, trabaja para recuperar otro de los grandes personajes del cine que, seguramente, “sufrirá” un cambio sometido al estilo del británico: el Rey Arturo. Tendremos que esperar hasta el año que viene para ver con qué nos sorprenderá Ritchie, aunque ya hemos podido ver el tráiler de Rey Arturo: La leyenda de la espada, con Charlie Hunnam (Sons of Anarchy, Pacific Rim), Djimon Hounsou (Rompiendo las reglas, Fuerzas especiales), Jude Law, Eric Bana (Troya, Múnich) y Astrid Bergès-Frisbey (Piratas del Caribe: En mareas misteriosas, Orígenes). Mientras esperamos para volver a disfrutar con el peculiar estilo de Guy Ritchie, os dejo el tráiler. ¡La cosa promete!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here