Tom Ford, director del mes

Tom Ford es uno de los cineastas más peculiares de Hollywood. El texano, que está entre los cincuenta y los sesenta años, fue diseñador de moda antes que director de cine. Diseñó el que fue seleccionado como vestido del año allá por el 2004, trabajó en la firma de Yves Saint Laurent hasta que Gucci la compró y convirtió a Ford en el director creativo de la marca. Una marca con la que rompió hace doce años por división de opiniones en la dirección artística que debía seguir el grupo.

Después de abandonar Gucci e Yves Saint Laurent, Ford creó su propia y exitosa marca de ropa masculina, acompañada de una línea de belleza, una de gafas y otra de accesorios. El éxito de la marca Ford en el campo de la moda fue espectacular. Ford se consagró inmediatamente como uno de los grandes diseñadores actuales, en parte gracias a su experiencia y reputación con los maestros Gucci y Saint Laurent.

Tom Ford, el diseñador que ha conquistado Hollywood.
Tom Ford, el diseñador que ha conquistado Hollywood.

A la conquista de la industria del cine

Fue en este momento, en marzo de 2005, cuando el diseñador decide fundar su propia productora de cine: Fade to black (Fundido a negro). Éste es el primer salto de Ford para abrirse paso en la industria cinematográfica. Una industria en la que no se iniciará hasta que en 2009 se estrene su sorprendente debut como director, Un hombre soltero.

Basada en la novela homónima de Christopher Isherwood, Un hombre soltero cuenta la historia de un profesor universitario homosexual que vive atrapado en la depresión por la muerte de su pareja. Ford nos presenta una película extremadamente delicada, que rebosa estilo gracias a la experiencia de Ford en el mundo de la moda, pero en la que el director sabe captar a la perfección la falsedad de las apariencias y la soledad de un hombre que no puede ser quien es por miedo a las represalias de la sociedad norteamericana de principios de los años sesenta.

El británico Colin Firth es el "hombre soltero" en el debut de Tom Ford como director.
El británico Colin Firth es el «hombre soltero» en el debut de Tom Ford como director.

El éxito de Un hombre soltero, así como su sensibilidad y su minucioso cuidado, se debe en gran medida al plantel de actores a los que recurre Ford. El profesor George Falconer es una de las mejores interpretaciones de un Colin Firth (El discurso del rey) que emociona al espectador con sus reflexiones sobre la sociedad y sobre los amores prohibidos, combinado con una profunda soledad que se desprende en cada una de sus miradas, en cada uno de sus gestos. Julianne Moore (Los chicos están bien), Matthew Goode (The imitation game), Nicholas Hoult (Mad Max: Furia en la carretera) y el modelo español Jon Kortajarena, acompañan a Firth en una delicada película plagada de referencias a la literatura norteamericana y al estilo de vida americano.

El debut de Ford fue bien acogido por la crítica y por el público. Prácticamente todos los aspectos de la película fueron nominados en algunos de los premios de la industria cinematográfica, aunque todos coincidieron en destacar las interpretaciones de Firth y de Moore. El guión, escrito por Ford mano a mano con David Scearce, es una auténtica joya que deslumbra al espectador.

Ocho años después de su debut en la dirección, Tom Ford vuelve a ponerse el traje de director para presentarnos Animales nocturnos, el thriller psicológico protagonizado por Amy Adams (El hombre de acero) y Jake Gyllenhaal (Nightcrawler) que promete generar una gran controversia en el espectador y que ya ha conquistado a la mayor parte de la crítica cinematográfica. Una película que consagra a Ford como uno de los grandes directores de nuestro tiempo, al que muchos comparan ya con David Lynch o con el maestro del suspense Alfred Hitchcock.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here