Velvet ha hecho historia de la televisión.

Sí, sí. Ya la incluímos en nuestro Top 5 de las mejores series españolas, y no es para menos. Pues aunque la exitosa serie de Antena 3 parecía no poder dar más de sí, ha seguido cosechando audiencia con cada capítulo; pero ahí no acaba la cosa, porque cuando los espectadores estábamos decaídos por decirle adiós, los actores nos sorprendieron con la noticia de que se despedirían por todo lo alto: en directo.

el-equipo-de-velvet-1024517_w1000
El equipo de Velvet en la fiesta de despedida de la serie.

Así es, Velvet emitió varias de las escenas previas a la boda en riguroso directo, convirtiéndose en la primera serie televisiva en hacer esto. Como bien dijo Natalia Marcos en El País: «Se ha ido haciendo historia» y superando los 4.000.000 de espectadores. Pero lo que principalmente buscaron con todo esto, fue dar las gracias y hacer un homenaje a esos millones de personas que les veíamos cada semana. De tal manera que, varios fueron los guiños que los actores hicieron hacia la cámara durante esos 16 minutos de escenas en directo. Como Don Emilio, interpretado por José Sacristán, que se dirigió a Pedro, Adrián Lastra, con la frase de «Voy a ser directo con usted Señor Infantes, nunca he sido tan directo como en este momento con usted». A su vez, los relojes que aparecieron de fondo en algunas de estas escenas o en las muñecas de los propios intérpretes, estaban conscientemente colocados ahí y marcando la hora exacta en la que se emitía. Pero uno de los mejores guiños, desde mi humilde opinión, ocurrió cuando Raúl de la Riva (Asier Etxeandía) descorcha un botella de champagne; y tras empaparse con la espuma, termina con un «Por los cuentos de hadas» y se dirige directamente hacia la cámara para guiñarnos un ojo.

El actor Javier Rey junto a Paula Echevarría, que interpretan a Mateo y Ana en la serie, visitaron El Hormiguero minutos antes del estreno del último capítulo. Allí, rememoraron escenas y momentos que les hicieron emocionarse, literalmente. Como le pasó a Paula, recordando la última escena con José Sacristán, cuando no pudo retener más las lágrimas.

Después del último capítulo, todo el equipo quiso reunirse para celebrar el gran éxito que había tenido, acto que también fue retransmitido en directo, y donde todos ellos emocionados dieron las gracias al público por estar detrás de la pantalla cada miércoles noche.

Una trama principal, el romance de Ana y Alberto, se hila con tramas secundarias de tal manera que no te hace preguntarte en ningún momento si lo que estás viendo puede ser o no real. Pero si tuviéramos que buscar de dónde procede tal éxito, tal vez lo encontrásemos en esos actores que, al principio de la serie, aparecieron como secundarios pero que se han ido abriendo paso en cada capítulo. Tanto que se colocan en un lugar e importancia similar a los protagonistas (Paula Echevarría y Miguel Ángel Silvestre); y que sin este reparto tan amplio y diferente, la trama dejaría de tener sentido propio. Esta diversidad de interpretaciones hace que cada espectador se fije en un personaje y se identifique con él, manteniéndolo así en esa atmósfera de tensión que se crea alrededor de cada actor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here