Resulta curioso que una película como Deadpool abriese la puerta a Marvel para el cine dirigido a adultos. En el caso del mercenario bocazas era debido al tono basto y gamberro del cómic y a su humor violento, pero en Logan la calificación +18 sirve para crear una película madura y adulta, cruda y también muy violenta, pero todo es coherente con su personaje, ese Logan cansado, que hace ya mucho que colgó el traje de superhéroe.

En un futuro cercano, los mutantes han desaparecido casi por completo, quedando apenas historias ficcionadas de sus aventuras. Con un carné a nombre de James Howlett, Logan se gana la vida como chófer de limusina en la frontera de México, completamente vencido y dado al alcohol. Su anterior etapa como Xmen es apenas una anécdota a pie de página en una vida marcada por la violencia y los remordimientos. Sus poderes están en declive y su única motivación está en cuidar de un nonagenario y enfermo Charles Xavier. Un día, una mujer mejicana le pide ayuda, ofreciéndole dinero para tener paso seguro hasta Canadá para ella y para su joven hija Laura. En un destello de lucidez, Xavier ve que Laura puede ser el principio de una nueva generación de mutantes. Laura y Logan tienen demasiado en común y el antiguo Lobezno deberá volver a ser el protector que una vez fue.

Logan - Hugh Jackman y Laura - Daphne

El Viejo Logan, sin duda

Casi sin darnos cuenta han pasado 17 años desde que Hugh Jackman dio el salto a la fama con Xmen de Bryan Singer. La película no solo fue el comienzo del personaje de Lobezno sino el comienzo del cine de superhéroes más taquillero. Si Xmen nos demostró que se podían trasladar las viñetas más coloridas a la gran pantalla, Logan nos enseña que en los cómics no todo son chistes y colorido. La cinta es (al menos en sus dos primeros actos) un drama de acción donde resulta que en su interior hay personajes con poderes.

Lobezno está cansado, enfermo y prácticamente no tiene motivos para vivir. En ese punto la caracterización y actuación de Hugh Jackman es sobresaliente, mostrando un Logan en el ocaso de su vida, con cicatrices de toda una vida de luchas, tanto físicas como psicológicas. Patrick Stewart repitiendo papel como Charles Xavier, a diferencia del poderoso líder del futuro apocalíptico de Xmen: Días del futuro pasado,  muestra una faceta apenas explorada en el cómic, la de un hombre con una de las mentes más poderosas del mundo, pero que está empezando a perder la cabeza. Para completar el trío protagonista, la británica-española Dafne Keen, de tan sólo 12 años, clava el papel de Laura de los cómics, una niña solitaria y callada capaz de explotar en estallidos de furia animal.

Se nota que el director James Mangold ha tenido manga ancha para crear la historia del Lobezno que quería mostrar en pantalla (sobre todo después del fracaso que heredó en Lobezno Inmortal), adaptando los cómics de Marvel pero creando una historia original y con alma propia. Sin duda bebe mucho de las historias del Old Man Logan y obviamente de la historia de X-23, pero Mangold dibuja un futuro tan cruel y desesperanzador como creíble. El conflicto de la historia sigue siendo el problema entre humanos y mutantes, como eje central de toda la saga (villanos un tanto olvidados), pero Logan profundiza mucho más en la psiqué del héroe y en su cansancio, recordando a los westerns crepusculares. Mangold tiñe la historia con una violencia sin ningún aderezo ni apenas espectacularidad y se viene un poco arriba en el tramo final hasta el punto de que el clímax parece fácil y poco arriesgado, cosa que aún cuesta solventar dentro del género.

En definitiva Logan construye una de las mejores películas de superhéroes de los últimos años, con un reparto en su mejor momento y una historia madura e intensa.

Director: James Mangold
Reparto: Hugh Jackman, Patrick Stewart, Boyd Holbrook, Dafne Keen, Stephen Merchant, Doris Morgado, Richard E. Grant, Han Soto, Elizabeth Rodriguez, etc.
Estreno: 3 de marzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here