El clima gris contrastaba con la explosión de color que se vivió los días 11 y 12 de febrero en IFEMA. La primera impresión recordaba a ese capítulo de Los Simpson de los dibujos animados japoneses que provocan ataques epilépticos. Gran parte de los asistentes llevaba disfraces de lo más trabajados y, los que no, seguían la tradición y portaban carteles ofreciendo abrazos gratis.  A la entrada, el pabellón contaba con varios stands de las principales editoriales de manga en español: Norma, Fandogamia, Ivrea. También fue importante la presencia del cine, que este año trae dos títulos muy esperados: Ghost in the Shell y Your Name. En sus stands había todo tipo de actividades, desde maquillaje y peluquería hasta una pequeña exposición del director Makoto Shinkai. Y como no hay evento friki que se precie sin la presencia de Star Wars, no faltaban Stormtroopers vigilando el lugar. También había varios espacios dedicados a la cultura japonesa, con actividades como talleres de idiomas o escritura.

La primera jornada ofreció los platos fuertes: el concierto Final Fantasy: Distant Worlds, que reunió a la nueva ola de gamers con los más veteranos, fue uno de los momentos más destacables. Los violines de Final Fantasy dieron paso a la actuación de LadyBeard. El australiano es una estrella en Japón por sus actuaciones que combinan heavy metal y artes marciales, todo ello enfundado en un llamativo traje de lolita. Polivalente como poco. Y también más espectáculo que música es lo que ofreció la banda Color-Code, integrada por tres versiones japonesas de Lady Gaga que son auténticas estrellas del pop en Japón. En el Q&A (que, en general, fueron todos decepcionantes, con poco público y escasas preguntas) no les quedó más remedio que decir, como es costumbre, que les encanta España y su comida.

Concierto Final Fantasy: Distant Worlds

Durante los dos días hubo exhibiciones y concursos de cosplay. El más importante, la Yamato Cosplay Cup, se celebró el sábado en una sesión clasificatoria que eligió a los ganadores que representarán a España en la competición mundial, que tendrá lugar en Brasil. Ya el domingo se celebró Eurocosplay, también clasificatoria y cuyos vencedores competirán en Londres. El jurado de ambos concursos estaba formado por algunos de los invitados estrella del evento, como los cosplayers Shoko & Jérôme o Rei & Ryoko Demon.

El australiano LadyBeard en acción

Las conferencias se centraron sobre todo en el mundo editorial. Representantes del negocio del cómic comentaron las dificultades que encuentran a la hora de editar manga en español, empezando por lo costoso de conseguir las licencias necesarias de Japón y después por la tarea que supone la traducción. Y es que la venta de ejemplares es uno de los grandes reclamos del evento, en el que es fácil picar y acabar cargando con más de un cómic (y algún peluche). También hubo charlas sobre otros temas para público más joven, como maquillaje y caracterización, o los tipos de kimono.

El sábado fue sin duda el día grande, con una segunda jornada con menor afluencia de público y menos actividades. Un evento al que todavía le queda mucho que recorrer, con un horario muy extenso pero con una programación de poco interés que se hace pesada a todos aquellos que tengan más de 17 años y no les guste disfrazarse. El Japan Weekend es una buena excusa para comprar algún manga, tomar ramen o, simplemente, llevarte algún selfie con los cosplayers.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies