«Las mujeres no hacen peor taquilla porque su cine interese menos, sino porque accedemos a una inversión de publicidad mucho menor”, Leticia Dolera

El pasado miércoles se celebraba en la sala de proyecciones de la Academia de Cine el 3º encuentro del ciclo: «El cine como espejo y modelo de nuestra vida». Ciclo referido a la relación entre psicología y cine organizado por dos instituciones: El colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y la Academia de Cine.

En esta ocasión, la protagonista fue la película Requisitos para ser una persona normal, estrenada en el año 2015 y dirigida y protagonizada por la actriz Leticia Dolera. Una película que “tiene que ver mucho con la psicología” según afirmaba la psicóloga Ana Fernández, participante en el coloquio.

Tras la proyección del largometraje, tuvimos la suerte de conocer más detalles sobre el film en un coloquio en el que participaron Enrique Bocanegra, coordinador cultural de la Academia de Cine, Leticia Dolera y Manuel Burque, los protagonistas del film, Jaime Burque, hermano de Manuel, psicólogo y director de la web Filmoterapia y por último, la psicóloga Ana Fernández como moderadora.

Leticia Dolera afirmaba que la idea de hablar del concepto «normalidad» en este film “nace de una sensación de sentirte fuera de lugar que la he sentido durante la mayor parte de mi vida”. La directora confesaba en este coloquio que de pequeña sufrió acoso escolar, lo que conocemos todos como bullying y aparece en su primer cortometraje, Lo siento, te quiero, como tema principal.

En el caso de Manuel Burque, co-protagonista en el largometraje, nos habló sobre cómo conoció a Leticia y cómo fue también el proceso de preparación de su personaje: “Conocí a Leticia llegando tarde a una reunión para hacer de co-protagonista de la webserie Bloguera en construcción y en la webserie, descubrimos que teníamos química actuando”. Un año después la directora llamó al actor y le preguntó: «¿Engordarías 25 kilos para hacer un personaje?» A lo que éste contestó al principio que no, pero reflexionando y pensándolo después pensó «Igual puede estar bien” y finalmente acabó aceptando el proyecto.

El actor también afirmaba que, durante el proceso, se puso en el lugar de gente que tiene sobrepeso y le ayudaba a entender la dinámica del personaje y su necesidad de adelgazar.

Por su parte, el psicólogo Jaime Burque contó que utiliza el cine en sus terapias: “Mi objetivo era motivar y me di cuenta de que el cine, las series o cualquier material audiovisual es un arma potentísima y un complemento genial para las terapias». En el caso de Requisitos para ser una persona normal afirmaba que: “Propongo un montón esta película porque es filmoterapéutica. Querer ser normal es lo que busca la gente en las consultas”.

Fotografía del psicólogo Jaime Burque
Jaime Burque, psicólogo e impulsor del proyecto «Filmoterapia»

La desigualdad entre mujeres y hombres en el cine

En cuanto a la visión de la desigualdad de las mujeres frente a los hombres en el mundo del cine, la directora y actriz Leticia Dolera se posicionó claramente: “Que solo haya un 7% de películas dirigidas por mujeres es un dato que habla por sí mismo. Los presupuestos a los que acceden las mujeres son mucho menores. Al acceder a un presupuesto menor, también tenemos una distribución menor y con un canal de distribución pequeño, menos gente ve tu película. Las mujeres no hacen peor taquilla porque su cine interese menos, sino porque accedemos a una inversión de publicidad mucho menor”.

El actor Manuel Burque también se posicionaba claramente declarando: “Cada vez que ves a una mujer dirigiendo, una niña ve que las mujeres pueden dirigir. Y en el caso de un niño, si ven que una mujer puede dirigir, cuando sean mayores no le preguntarán a una mujer: «¿Has escrito tú sola el guion?», porque habrán aprendido que las mujeres pueden hacer lo mismo que los hombres. Hay que entenderlo desde ahí”.

Requisitos para ser una persona normal es una película que provoca muchas emociones positivas y sobre todo, te hace identificarte con la historia desde el primer momento. Así que, si todavía no la has visto, ¡te animo enormemente a hacerlo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here