Hollywood ha creado tantas películas de atracos que se han convertido en un subgénero en sí mismo. En la nueva Un golpe con estilo (Going in Style) no veremos a un grupo de elegantes ladrones de Las Vegas, ni curtidos ladrones internacionales, sino simplemente tres amigos jubilados sin nada que perder.

Willie, Joe y Albert son tres amigos jubilados que pasan sus días en el parque jugando a la petanca, estando en el hogar del jubilado y tomando café malo en la cafetería del barrio. Las cosas no van muy bien para Joe y cuando está solicitando al banco un aplazamiento de su hipoteca, un grupo de ladrones roban el banco a punta de metralleta. Además, su antigua empresa les va quitar las pensiones, dejando a los tres amigos en una profunda bancarrota. Sin nada que perder, pero también sin conocimiento alguno para ello, Joe convence a Willie y a Albert de que la mejor idea es atracar el mismo banco y recuperar sus pensiones.

un Golpe Con Estilo Morgan Freeman, Michael Caine y Alan Arkin

Un golpe con estilo, ¡ay las pensiones!

Es bien sabido que en Hollywood están faltos de guiones originales y Un golpe con estilo aprovecha libremente la premisa de la versión (inédita en cines en España) de 1979 con George Burns, Art Carney y Lee Strasberg. En la versión original, el robo era planeado para salir de un ciclo de tedio de los tres amigos, pero en esta la idea se ha actualizado. La industria del cine ya está poniendo en el punto de mira en sus películas a quienes llevan siendo los villanos en el mundo real desde hace tiempo: los bancos. Además, uno de los mayores miedos de la gente mayor es la estabilidad de sus pensiones, por lo que utiliza estos puntos para plantear el atraco. «Qué es lo peor que pueda pasar, ¿que nos den un techo y tres comidas al día?» es el argumento de Joe para convencer a sus amigos, y si la película no fuese una comedia, daría mucho de qué pensar.

Zach Braff saltó al estrellato con Scrubs pero desde hace tiempo intenta hacerse un hueco en la dirección. En Un golpe con estilo, consigue dotar de ternura y cercanía la relación de todos los personajes. A pesar del planteamiento, la película no tiene un gran conflicto por lo que el peso se apoya en los propios personajes. El trío protagonista está formado por tres ganadores de un Óscar: Morgan Freeman, Michael Caine y Alan Arkin, que consiguen elevar el nivel de la cinta. El resto del reparto lo redondean la musa de Braff, Joey King (Fargo, Expediente Warren), Christopher LloydMatt Dillon.

Un golpe con estilo no pasará a los anales de la historia de la comedia, pero deja un buen sabor de boca, es amena y optimista. Como la mayoría de las películas de atracos, se disfruta especialmente durante la planificación y ejecución del mismo. Para ser una película sobre jubilados que atracan bancos, no cae en el chiste burdo ni intenta hacer que los personajes actúen como si tuviesen otra edad. Es una película con un humor muy blanco, perfecta para pasar el rato y con un gran reparto.

Director: Zach Braff

Reparto: Michael Caine, Morgan Freeman, Alan Arkin, Joey King, Matt Dillon, Christopher Lloyd, Peter Serafinowicz.

no hay problema para perros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here