Durante la temporada de premios, muchos son los actores que se lucen en las alfombras rojas y disfrutan de los baños de masas que les proporcionan las candidaturas, o los propios galardones, fardando de un reconocimiento, en la gran mayoría de los casos, muy merecido.

No obstante, siempre hay una cara B durante estos premios, la de los actores que año tras año dan lo mejor de sí mismos en cada trabajo que hacen siendo sistemáticamente olvidados por las galas de premios. Este es mi pequeño homenaje a estos grandes olvidados.

5. Joel Edgerton 

Sin duda, mi favorito de esta lista, y muy difícil de reconocer para los cinéfilos poco avanzados. Edgerton ha participado en prácticamente todas las grandes películas de los últimos años, pero su capacidad de mimetización con sus personajes y sus constantes cambios físicos hace muy complicado el reconocerle a menos que ya sepas su nombre y apellido. Aunque siempre es uno de los grandes olvidados en las nominaciones, los críticos siempre alaban su trabajo como actor secundario.

Lo has visto en: Loving, Exodus: dioses y reyes, El gran Gatsby, Warrior, El regalo…

 

4. Scarlett Johansson 

Aunque siempre consigue estar en boca de todos por su impresionante belleza y su buen gusto a la hora de elegir modelitos para los eventos de sociedad, Scarlett nunca se encuentra entre los nombres de las nominadas. Y eso que son muchos los que valoran su gran trabajo a la hora de interpretar a heroínas de acción, otorgándoles una fuerte personalidad y valentía que va más allá de su belleza exterior. La Asociación de la prensa extranjera en Hollywood sí que ha sabido valorar su talento hasta en cuatro ocasiones, nominándola a los Globos de Oro, incluso un año en dos categorías, pero no ha llegado más allá.

La has visto en: Los vengadores, Match Point, Lost in translation…

 

3. Edward Norton 

Su debut en 1996 no pudo ser más brillante, en la película Las dos caras de la verdad junto a Ridchard Gere, en la que estás casi hasta el último segundo dudando si de verdad es inocente, o por el contrario, es el asesino. Edward Norton nunca ha conseguido deshacerse del título de “estrella emergente de Hollywood», quizá porque tampoco lo ha intentado, ya que gracias a su desbordante talento sus primeros trabajos en la pantalla grande se convirtieron automáticamente en clásicos del cine contemporáneo, como American History X o la magnífica El club de la lucha. Tras su intento fallido de introducirse en las grandes superproducciones dando vida a Hulk, Norton ha encontrado en Wes Anderson a su aliado perfecto para continuar apareciendo en nuestras vidas de manera puntual, con papeles perfectos para él. Por qué nunca le han dado un Óscar tras tres nominaciones es un misterio que nunca conseguiré entender.

Lo has visto en: Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia), Monrise Kingdom, El gran hotel Budapest…

2. Emmy Rossum

En el cine no le ha ido demasiado bien, pero en televisión es toda una eminencia a sus 30 años gracias a su papel de Fiona Gallagher, la mayor de los hermanos de una familia disfuncional, al que Emmy continúa sacando jugo a pesar de llevar siete años interpretándola. Nadie entiende cómo la academia de la televisión americana puede llevar tanto tiempo ignorándola, incluso en sus nominaciones, por eso cada año cuando se acercan las fechas del anuncio de los afortunados que van a optar a un premio Emmy no es raro ver por las redes sociales el hashtag #EmmyforEmmy.

La has visto en: Shameless, El fantasma de la ópera, Hermosas criaturas….

DeHaan 

 

1. Dane Dehaan

Que no te engañe su aspecto juvenil, pues Dane Dehaan ya ha pasado la treintena y en apenas siete años de carrera ya ha conseguido ganarse el aprecio de los críticos y el público cada vez que estrena una de sus contadas películas. Pues Dehaan es de esos raros actores que prefiere decir que no antes que decir que sí a cualquier cosa, por eso es tan poco habitual verle en la gran pantalla. Es cierto que hizo sus pinitos en el mundo de las superproducciones junto a Andrew Garfield en The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro bordando su papel del atormentado Harry Osborn, pero al ver que no le salió demasiado bien ha vuelto a su mundo de las pequeñas producciones de toque indie en las que tan bien se puede lucir. Esperemos que, a diferencia de Edward Norton, Dehaan sí consiga quitarse de encima la etiqueta de “estrella emergente de Hollywood”.

Lo has visto en: La cura del bienestar, Chronicle, Amores asesinos, Life…

¿Qué otros actores crees que podrían encajar en esta lista?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here