¡¡Elevad anclas piratas!!

El próximo 25 de mayo llegará a la gran pantalla Piratas del Caribe: La venganza de Salazar, dirigida por Joachim Rønning y Espen Sandberg, la quinta entrega desde que se estrenara la saga hace ya 14 años con La maldición de la Perla Negra (sí, sí, no calcules, te haces mayor).

La mala fortuna vuelve a acompañar al capitán Jack Sparrow (Johnny Depp) y es que se enfrenta a la ira del terrible y letal marinero fantasma Salazar  (Javier Bardem), un capitán cuyo objetivo era erradicar la piratería de los mares del Caribe. En esta ocasión, para poder librarse de esta nueva amenaza Jack deberá unirse a Henry Turner (Brenton Thwaites), un joven marine, y a Carina Smyth (Kaya Scodelario), una brillante astrónoma acusada de brujería, y así emprender con ellos la búsqueda a contrarreloj de lo que muchos consideran un mito.

Johnny Depp

1. Vuelta a los orígenes

Comparada con las últimas entregas, esta vuelve a los esquemas originales, una pareja joven protagonista, piratas fantasmas y por supuesto Jack Sparrow.

2. El Capitán Jack Sparrow

Si hay algo que tiene la franquicia de Piratas del Caribe que no tiene ninguna otra es poder ver a Johnny Deep interpretando al genial, magnífico e inigualable Capitán Jack Sparrow, pero no sólo vamos a ver sus clásicas batallas y escapismos, sino que vamos ver algo de su pasado, cuando era un jovencísimo e imberbe pirata.

3. Mujeres de ciencia, malos muy malos y muchos piratas.

Dejando de un lado a Sparrow, el resto de los personajes no decepcionan, lo que ves es lo que hay, aunque siempre queda hueco para algún plot twist de última hora. Además hay que destacar el juego que da el personaje de Carina Smyth frente a piratas de pocas luces y fenómenos paranormales que la ciencia no puede explicar.

4. Si os gustó el cameo de Keith Richards, tenemos nueva sorpresa.

¡Paul McCartney! Momento regalo para los fans. La escena sólo dura unos minutos pero se merece un puesto de honor entre las favoritas de la saga.

5. Resolución de la trilogía original.

Aunque este no sea el tema central de la película cuando la tercera entrega terminó quedaron muchas preguntas en el aire respecto al destino de Will, Elizabeth y qué iba a ocurrir con el hijo de ambos. Por fin nuestras preguntas tienen respuesta en forma del joven Henry Turner, digno hijo de sus padres.

¡Por cierto! como si de una película de Marvel se tratara no os levantéis de la butaca hasta el final de los créditos, y recordad, “los muertos no cuentan cuentos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here