BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Va por ti,  George A. Romero

Hoy en Moobys os traemos un especial sobre un conocido creador y el subgénero que tanto caracteriza su obra. Hace un mes, tristemente, nos dejó este grandísimo director estadounidense, George A. Romero, un nombre que, si eres adepto al cine, debes conocer.

El subgénero zombie que da y ha dado vida a numerosas películas, libros, y videojuegos de las últimas décadas le debe muchísimo a este señor, creador de ese arquetipo zombie cuyas características serían tomadas como referente para multitud de obras de todo tipo. Su obra precursora fue, nada más y nada menos, que esa maravilla que vio la luz en 1968 bajo el nombre de La noche de los muertos vivientes (Night of the living dead), una película sobre supervivencia, sobre un grupo de personas que han de salvar la vida en medio de un apocalipsis zombie. Unos zombies que nada tenían que ver con aquellos de su cine predecesor, sino que se han vuelto hambrientos de carne humana, y unos grandes, aunque tranquilos, depredadores. Esta película es el clásico de entre los clásicos de este subgénero tan explotado ya en la cultura contemporánea y es que, cada año, salen nuevas obras con temática zombie o similar, que por lo general suelen tener bastante público. Romero continuó haciendo otras películas de esta temática (Dawn of the Dead (1978), Day of the Dead (1985),​ Land of the Dead (2005), Diary of the Dead (2008), Survival of the Dead (2009), etc.), aunque ninguna con el reconocimiento de la primera, esa gran clave del subgénero que fue rodada con un presupuesto de poco más de 100.000 euros, y cuya imagen creada y renovada del cine de terror logró traspasar las pantallas -y el tiempo- con gran éxito.

noche muertos vivientes, romero

Que a Romero se le debe mucho es una afirmación muy cierta, no hay más que comprobar cómo su narrativa zombie ha ido prosperando a lo largo del tiempo, adaptándose y modificándose de mil maneras, pero con esa conexión y pasado común diseñados por él. Aparte de los remakes que se han hecho de sus películas, como el de Tom Savini en 1990 de La noche de los muertos vivientes o la Dawn of the dead dirigida por Snyder en 2004, se han hecho muchas otras películas inspiradas en este arquetipo zombie, aunque con alteraciones. Por ejemplo, ahí está Shaun of the Dead, traducida incomprensiblemente como Zombies Party en español, dirigida por Edgar Wright, ese mismo director que actualmente está recorriéndose medio mundo presentando su última bomba, Baby Driver. Esta película parodia esos clásicos de Romero, pero con unos peculiares protagonistas, una estética diferenciada, y ese maravilloso pasotismo accidental frente a la horda de muertos vivientes que rodean a unos supervivientes más que carismáticos.

shaun of the dead

Al menos estos zombies iban a un ritmo lento, no se que habría sido de Shaun (Simon Pegg) de no ser así. La velocidad del zombie medio es algo que parece haber ido aumentando con el paso del tiempo, no hay más que visionar la película dirigida por Danny Boyle en 2002, 28 Días Después, protagonizada por Cillian Murphy y Naomie Harris. En esta película, el personaje principal, Jim, tras despertar de un coma en el hospital, se ve totalmente solo, en una Londres que parece fantasmal, deshabitada, como si la mismísima leyenda de Croatoan se cerniese sobre ella. Pero pronto descubre que no es así, para su desgracia.

En 28 Días Después seguimos a unos supervivientes que se van encontrando poco a poco en el camino, quedándose algunos irremediablemente atrás. Jim, Selena, Mark, Frank, Hannah… y unos soldados que demostrarán, una vez más, que no debes olvidarte del peligro de los seres humanos incluso estando en un mundo distópico repleto de infectados con ojos inyectados en sangre que intentan matarte. Y que corren, que corren mucho. Los «zombies» ya no van paseando y gruñendo, sino que te fijan como objetivo y van a por ti con una prisa sorprendente. Y, bueno, el culmen de velocidad lo sostenta Guerra Mundial Z, esa película dirigida en 2013 por Marc Forster y basada en la novela homónima de Max Brooks. Aquí los zombies hasta trepan por las paredes, literalmente. La regla cardio de Zombieland es más importante que nunca, debes llevar en el cuerpo al menos diez cafés y ser medallista olímpico para huir de estas criaturas sin llevarte un mordisco como recuerdo.

 

28 dias despuesZombies, infectados o mutaciones biológicas desarrolladas en laboratorios que se reajustan a diferentes entornos, temáticas, personajes e historias. Y en el mundo del videojuego también podemos encontrar todo eso, creaciones de este tipo por doquier, comenzando por esa gran saga llevada también a la gran pantalla (aunque modificándola por completo), Resident Evil. Una saga de juegos en la que los protagonistas, que van rotando a lo largo las diferentes entregas (Chris y Claire Redfield, Jill Valentine, Leon S. Kennedy, etc.) deben luchar contra esas armas biológicas desarrolladas por la Corporación Umbrella. No solo hay zombies, y no solo un tipo de zombie, sino criaturas de todo tipo y que se mueven por tierra, cielo y mar para intentar matarte. Las historias son diversas y ocurren en diferentes emplazamientos, -aunque la historia principal comience en la gran recordada Raccoon City-, pero mantienen un nexo común y un mismo gran enemigo. La saga se ha ido volviendo más shooter a lo largo de los años, y ha vuelto a modificarse en la última entrega, Resident Evil 7, un videojuego en primera persona, y que puede jugarse en realidad virtual con PlayStation VR, propiciando una experiencia más inmersiva de este juego en el que hay menos enemigos, pero bastante más persistentes y prácticamente invencibles. Te darán dolor de cabeza.

resident evil

Hay muchísimos más juegos de zombies, infectados, o, -ponedle los nombres que queráis-, como The House of the Dead, Dead Rising (a veces te cuestionas si salvar a algunos supervivientes viendo la increíble parsimonia de estos y sus aparentes ganas de morir), Dead Island, Dead Nation, Left 4 Dead, o el grandísimo The Last of Us, una historia de superación y supervivencia frente a una pandemia vírica que ha transformado a los seres humanos. No solo a los que convierte en depredadores, sino a aquellos a los que vuelve despiadados y asesinos aún manteniendo su naturaleza «humana».

Todo esto es solo un 1% de lo creado hasta la fecha, y un pequeño ejemplo de todo aquello que aún sigue y seguirá creándose, seguramente, a lo largo de los años. Y es que, como para no hablar de legado cuando se trata de George A. Romero.

Descanse usted en paz señor Romero, se lo ha ganado. Y gracias por todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here